…El expresionismo fue un exceso en el lenguaje mismo, y un exceso del lenguaje o es silencio o es un grito.
Fue un grito.

En el grito no buscamos significar sino expresar: salir.
El grito es carne, no aliento.

Porque el grito, a diferencia del lenguaje, no está ya allí, en el registro de la memoria, disponible para ser gritado.
Cada grito es la primera vez. Cada vez es la voz del origen. Cada vez nos origina…

Leído en: http://pintadoporelagua.blogspot.com/2009_11_01_archive.html