Hace poco, me comentaban que Suecia, uno de los Estados capitalistas más avanzados del mundo en términos sociales, incorporará a los métodos de enseñanza-aprendizaje una novedosa disposición: se suprimirán las evaluaciones individuales desde la primera escolaridad y toda producción intelectual debe ser concebida y evaluada por la capacidad de integración del alumno al equipo. Una decisión revolucionaria de estas características, producirá en Suecia un efecto estratégico de largo plazo (20-25 años), cuando ya no serán prácticamente necesarias de llevar a cabo políticas de conocimiento compartido por parte de las organizaciones; las personas las realizarán de manera inconsciente, reflejando los hábitos y costumbres adquiridos en su socialización temprana.

Sólo por el hecho de ser humanos, todos pueden convertirse en trabajadores del conocimiento. Restringir la categoría de trabajadores del conocimiento a ciertos tipos de empleados profesionales anulará la capacidad de una organización para liberar el pleno potencial de su capital humano.
En otras palabras, el trabajo de conocimiento es una condición humana, no un estado privilegiado.


Apunte universitario de Lic. en Gestión de Políticas Públicas
Asignatura: Gestión del Conocimiento en el Sector Público
Universidad Nacional Tres de Febrero (UNTReF)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s