La  expresión  “calidad  de  vida”  tiene  su  origen  en  un  fenómeno de conciencia. La conciencia de  las consecuencias no deseadas provocadas por el desarrollo económico y la industrialización incontrolada. Este concepto adquiere sentido por el  combate, por  el hecho de que  se opone  a  algo, proviene de  la puesta en cuestión del modelo de crecimiento  y desarrollo industrial. La ausencia o reducción de los hechos a los que se opone, son los que dan contenido a la calidad de vida.
A partir del momento en que los movimientos sociales o los grupos sociales se apropian y hacen suyo el concepto,  la calidad de vida adopta un sentido positivo de creación cultural nueva, cuestionando el modelo de organización y sugiriendo desarrollos cualitativos distintos sobre los objetos y modos de organización colectiva.


Marcelo Urrutia Burns – Ecología, Sociedad y desarrollo: las bases medioambientales de ODCA


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s