“Las bondades de la libre competencia se muestran distorsionadas. La experiencia de (más de una década) de globalización demuestra que dicha competencia, feroz en un principio, culmina en acuerdos, alianzas y fusiones que propenden al monopolio y al oligopolio, al apoderamiento de todo un circuito que se inicia en la propiedad de la tecnología, continúa con la producción, sigue con la acumulación de medios y factores de comercialización y registra una directa incidencia en las tendencias comunicacionales a la manipulación de la opinión y banalización y degradación de pautas culturales. No es de extrañar, entonces, que los ‘globalizados’ confundan su propia identidad, empobrezcan su idioma cotidiano, diluyan sus  legítimos focos de interés y resignen su escala de valores”.

Guinsburg, León (2001)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s