El burócrata

“El burócrata es el hombre de madera, partido por equivocación de los dioses que lo hicieron sin sangre, sin aliento ni desaliento, y sin ninguna palabra que decir.
[…] Sabe transmitir ordenes, no ideas. Considera cualquier duda una herejía, cualquier contradicción una traición.
[…] Es bastante improbable que el burócrata se juegue la vida, es absolutamente imposible que se juegue el empleo.”


Eduardo Galeano

Acerca de la legitimidad de ciertos premios que se entregan a universidades…

 

Leyendo en la web encontré un e-mail (y una respuesta al mismo) que concitaron mi atención. En dicho intercambio se cuestiona la legitimidad de ciertos premios que se entregan a algunas universidades. Fue escrito en el 2004.

No estoy en condiciones de reafirmar lo que aquí se expresa, como así tampoco de desmentirlo o refutarlo.

Cada uno tendrá que sacar sus propias conclusiones o averiguar más sobre el tema en cuestión. 

Al final de todo se inserta la página web de donde fue extraído el texto (fuente).

 

[INDICE #9] Subject: Información sobre Premio Iberoamericano
Date: Sun, 2 May 2004 11:46:12 -0300
From: “Ruben Dombina” rubendombina@cableat.net
To: liedu@nalejandria. com

Estimados colegas:

Este tema ya ha sido tratado en digestos anteriores; Uds. me disculparán si vuelvo con él para pedir más información al respecto.

1. ¿Existe realmente un “Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa”, con sede en Lima, Perú?

2. ¿Alguien conoce los miembros integrantes de este consejo o de la comisión de evaluación?

3. ¿Alguien me podría enviar una copia del correo electrónico donde se ofrece esta distinción más un lugar en el consejo, un doctorado y un magister (todo al mismo precio)?

No estoy interesado en la compra. Mi interés pasa por otro lado: aclarar algunas dudas que están presentes en mi comunidad.

Atentamente, Rubén Dombina

|———–| 

NOTA DEL WEBMASTER (del sitio web Nueva Alejandría):

Estimado Rubén, el mentado “Consejo” ha recibido, hasta donde yo sé, innumerables pedidos de explicaciones y referencias por parte de distintas instituciones argentinas interesadas en conocer cuál es su autoridad para emitir títulos “honoris causa” y maestrías, y jamás ha dado señales de vida. Tampoco han querido responder preguntas los responsables de ciertas universidades locales que aparecen como respaldando a esta organización.

Como tantas personas relacionadas con la educación, yo mismo recibí la “invitación” a hacerme de dichos premios previo pago de una suma en dólares. Pero eso no sería nada, ya que al menos soy educador y hace muchos años que me expongo en la Internet. Lo curioso es que la misma invitación la recibieron ignotos maestros de grado, webmasters de sitios educativos y hasta accionistas de empresas relacionadas lejanamente con la educación. A todos ellos se los alababa como prohombres (o promujeres) de la pedagogía latinoamericana y se les anunciaba que -por la módica suma de…- recibirían el merecido título de doctor honoris causa y magister en educación, más un premio a la calidad educativa. A los particulares se les ofrecía además el título de “honorable educador latinoamericano”…

La invitación -que no he guardado- no me llegó una vez, sino por lo menos cincuenta veces a todas las casillas de correo-e de Nueva Alejandría, incluida las del personal administrativo y técnico. Algunas de ellas las reenvié con denuncia de spam al ISP correspondiente, y hasta me tomé el trabajo de responder a otras pidiendo explicaciones (que jamás fueron contestadas). Las cartas, no obstante, seguían llegando. Tengo la convicción de que, si nos hubiéramos avenido al pago, hoy en día hasta los diseñadores gráficos de Nueva Alejandría tendrían su correspondiente doctorado y maestría en “educación”.

Si visitas la página del “honorable consejo” podrás apreciar una extensa lista de personas e instituciones, algunas totalmente desconocidas y otras sorprendentemente importantes, que han sido “premiadas” en una serie de categorías cuya lectura provoca risa. Por ejemplo, “academias de trabajo en vidrio” e “instituciones que dan trabajo a estudiantes”. O una increíble categoría que se llama “parques y restaurantes”.

Sospecho que esta operación no es ilegal, tal como la venta de títulos de universidades “no acreditadas” (es decir, sin títulos oficializados) que es tan común en Internet por estos días, y que prometen darte una maestría sin estudiar, sin dar exámenes, en la materia “en la que tengas experiencia”. Por ejemplo, si te has pasado la vida haciendo cola en el banco o en las reparticiones oficiales, podrías recibirte de “Magister en Tramitaciones y Burocracia Administrativa”, lo cual no sirve para nada pero impresiona, ¿no?

http://www.consejoiberoamericano.org/cib_02.htm)

Como sea, a la vista de tantas instituciones y particulares “premiados”, la idea del Sr. Willy Hidalgo Rojas no será ilegal… pero ha resultado un estupendo negocio que lucra con la ingenuidad en algunos casos.. y en otros directamente con la corrupción de quienes a sabiendas compran un trofeo sin respaldo académico ni mérito propio.

Pero no pierdan las esperanzas… Ya está en marcha la próxima edición donde todos podrán recibir su doctorado sin tener que responder odiosas preguntas, como por ejemplo “¿quién es usted?”.

No sé si con esto aclaro tus dudas, Rubén, o si te he creado algunas nuevas…

Fuente: http://www.nuevaalejandria.com/maestros//liedu/archivos_v.php?id=v01.n1525.txt&tit=De%201500%20a%201599&dir=Dir_1500

El Viejo Truco en el Zaguán (La Rioja-Argentina)

 

el-viejo-truco

 

El Sábado 9 de Mayo “EL VIEJO TRUCO se presenta en El Zaguán (Av. Perón casi Rivadavia) a la medianoche. Entrada $10.00
Publicado en Facebook por Pancho Nallino. 
El blog de “El Viejo Truco” es: http://elviejotrucopowerblues.blogspot.com/ 

El exilio

El exilio también puede definirse como ”pérdida de barrio”.
Uno dice que es la pérdida de un país o de una ciudad, pero los países y las ciudades son abstracciones.
Lo real es el barrio, la suma de vecinos, perros, gatos, casas, calles, olores y colores
que uno puede diferenciar de cualquier otro olor y color similar en cualquier parte del mundo. (p.146)


Mala Junta – Mario Paoletti