Aguirre, la ira de Dios

Yo soy el mayor traidor.
No puede haber ninguno mayor.

El que piense huir, será convertido en 190 pedazos.

Y éstos serán pisoteados hasta
que se puedan untar en la pared.

El que coma un grano de más de maíz,…

…o beba una gota de agua de más,…

…será encarcelado durante 155 años.

Si yo, Aguirre, quiero que caigan muertos los pájaros de los árboles…

…los pájaros caen muertos de los árboles.

¡Yo soy la cólera de Dios!

La tierra que piso, me ve y tiembla.

El que nos siga a mí y al río, obtendrá grandes riquezas.

Pero el que deserte…

|———————-|

Si ahora volviésemos atrás, vendrían otros…

…y lo conquistarían.

Y nosotros no tendríamos nada.

Aunque esta tierra sólo tenga árboles y agua….

…¡la conquistaremos!

Y la hazaña será propagada por aquellos que vengan detrás nuestro.

Mis hombres creen que la riqueza es el oro,…

…cuando es más que eso.

Es el poder y la gloria.

Por eso les desprecio.

(Fragmentos de la película “Aguirre, la ira de Dios”)

Acerca del film (tres links):
http://es.wikipedia.org/wiki/Aguirre,_la_c%C3%B3lera_de_Dios

http://deleuzefilosofia.blogspot.com/2007/08/la-ira-de-dios-aguirre-kinski-y-herzog.html
(cómo fue filmada la película, la relación conflictiva entre el director y el actor principal)

http://orsondiaz.blogspot.com/2007/10/klaus-kinski-primera-parte.html
(el actor Klaus Kinski habla del director Herzog)

Acerca del personaje histórico Lope de Aguirre: http://es.wikipedia.org/wiki/Lope_de_Aguirre

Descargar la película (dos opciones):
http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/1836941/Aguirre,-la-c%C3%B3lera-de-Dios.html
http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/1303633/Aguirre,-der-Zorn-Gottes-de-Werner-Herzog-(1972,-subtitulada.html

|———-|

…. ¿Puede considerarse a Lope de Aguirre como el gestor del primer grito de la independencia americana? ¿Un simple delirante? ¿Un abominable asesino? Después de 400 años los interrogantes siguen en pie. Llevada al cine por Werner Herzog, la vida de este extraño personaje del siglo XVI despierta rechazo y admiración por partes iguales, tanto de historiadores y cronistas, como de aquellos que se acercan a la historia de la conquista sin más interés que conocer las raíces.

… “Fue hombre de casi cincuenta años, muy pequeño y poca persona; mal agestado, la cara pequeña y chupada; los ojos que si miraban de hito le estaban bullendo en el casco, en especial cuando estaba enojado… Fue gran sufridor de trabajos, especialmente del sueño, que en todo el tiempo de su tiranía pocas veces le vieron dormir, sino era algún rato del día, que siempre le hallaban velando. Caminaba mucho a pie y cargado con mucho peso; sufría continuamente muchas armas a cuestas; muchas veces andaba con dos cotas bien pesadas, y espada y daga y celada de acero, y su arcabuz o lanza en la mano; otras veces un peto” (Vázquez describe a Lope de Aguirre).

…. Aún hoy en día perdura el recuerdo de Aguirre: los fuegos fatuos que se aparecen en Venezuela son su fantasma y el de sus hombres; la bahía de la isla Margarita donde desembarcó se llama todavía del Traidor; en Tocuyo se celebra su muerte con una procesión el 27 de octubre; los campesinos de Barquisimeto cuentan que su espíritu aún se aparece a medianoche cerca de donde murió; y en plena selva peruana está el Salto de Aguirre, donde estando en peligro grabó sobre una piedra unos misteriosos símbolos ante los que es necesario persignarse y rezar.

… Las cartas de Aguirre muestran a un hombre bien educado y de buena caligrafía. Pero también fue intrigante, grosero, torpe, desagradable, ambicioso, temperamental, exaltado, astuto, hábil, rebelde, temerario y, a la vez, temible, peligroso, fanático, vengativo y libertario. Para muchos, Lope de Aguirre es la sublimación extrema del carácter español, capaz de lo mejor y de lo peor, de las más gloriosas gestas y las más abyectas infamias, concediendo un valor absoluto al Honor: no perdona ni olvida ninguna ofensa y el no vengarse es para él una ofensa en sí; mata a su hija para salvaguardar su honor. Es fuertemente paranoico, lindando con la psicopatía; mata con facilidad a sus enemigos e incluso a sus seguidores poco entusiastas. Se le atribuyen, directamente o por orden suya, 72 asesinatos: 64 españoles, tres sacerdotes, cuatro mujeres y un indio, lo que indica su falta de miramientos por sexo o condición. Duerme vestido y armado, rodeado de sus fieles, desconfía de todos. Respeta a las mujeres decentes pero desprecia a las que no lo son. Pero también fue un hombre que combatió a todo un Imperio cara a cara. Que realizó una prodigiosa singladura a través de Sudamérica. Que, a su manera, pedía justicia. Cuya carta de rebeldía es más una carta de un súbdito desencantado que la arrogante misiva de un tirano. Y que además concedió la igualdad de derechos a negros e indios (recordemos, era el s. XVI). Dijo una vez Aguirre “Aquí el que dice la verdad es tratado de loco”. Aguirre dijo lo que creía y actuó en consecuencia. Ese fue Lope de Aguirre, el loco Aguirre, el tirano Aguirre, la ira de Dios, el Príncipe de la Libertad.

… “Según los psicólogos modernos, la personalidad de Aguirre era muy rica, es decir, era un hombre temperamental y exaltado, se ha dicho incluso que rozaba la psicopatía, cosa que es poco probable. Era hombre respetuoso con las mujeres decentes, pero a las que no lo eran las trataba mal (a fulanas,putas..). Tenía un caracter levantisco y rebelde, era un temerario, un hombre que sabía hacerse temer. Era astuto y hábil. Ante todo, tenía las ideas muy claras. Premeditaba todos sus actos. Cuando invistió a Guzmán como “Príncipe” sabía que tarde o temprano le iba a dar muerte para ocupar finalmente, el mando de la expedición. Mataba a sus enemigos con cierta facilidad, sin temer a nada ni a nadie, es como un barco sin rumbo. No se conforma con cualquier cosa. Está dispuesto a dar combate todo el día. Duerme vestido y armado, finge dormir, solo dormía en un rincón del monte rodeado de sus mas fieles. Era tremendamente vengativo, consideraba un deshonor el no vengarse. Nunca olvidaba una ofensa. Tampoco perdonaba la falta de entusiasmo. Llegó a matar al que no demostrase entusiasmo. Así pues una personalidad especial. Un hombre raro, muy inteligente(sus cartas y actos lo demuestran perfectamente), peligroso, fanático, paranoico, vengativo, libertario. Así era Lope de Aguirre, Príncipe de la Libertad, la Ira de Dios.

… Después de muerto le cortaron la cabeza y descuatizaron su cuerpo. Su cabeza fue puesta en una jaula de hierro en el Tocuyo para que la gente viese la cabeza de la que brotaban tan “perversas maquinaciones”. Su mano derecha fue enviada a la ciudad de Mérida y la izquierda a la Valencia. (Barquisimeto, Tocuyo, Mérida y Valencia son actualmente ciudades venezolanas). El resto del cuerpo fue echado como comida a los perros.Pues bien, aquí termina la biografía de Lope de Aguirre, un poco “acortada”. Has de saber de la mala fama que fue objeto Aguirre. En realidad es verdad que fue paranoico. Tenía la obsesión de que lo iban a matar y por eso tenía ojos y espías en todas partes. En la expedición no sobrevivió ninguno de los enemigos de Aguirre, ninguno. Su ira paranoica los hizo eliminar a todos. Los asesinó sin piedad alguna y sin miramientos. Igual daba ser noble de buena cuna, ser sacerdote o ser mujer. “Elimina al enemigo antes de que el enemigo te elimine a ti”. Parece que Aguirre seguía esto. Pero lo que no podemos negar es que si Aguirre no hubiese matado a sus enemigos, el hubiese muerto. Por lo tanto defendía su vida. Más tarde al eliminar a todos los enemigos Aguirre se volvió más paranoico. Ante la menor sospecha de deserción Aguirre mató a bastantes soldados suyos. Pero hizo una cosa que aparte de su ya “famosa carta de rebeldía al rey” que le caracteriza. Cuando se hizo cargo de la expedición trató a LOS NEGROS E INDIOS de la misma forma que a los españoles y vascos. Es decir, instauró una igualdad, cosa que no había hecho nadie. Era algo loco, de acuerdo, algo paranoico, de acuerdo, pero desafió a un rey estando en inferioridad numérica…y era respetuoso con indios y negros. Por eso no es igual a los demás conquistadores, que se dedicaban a robar oro, matar y ser los ojito derecho de los reyes de Castilla. Han hecho mucha “leyenda negra” sobre Aguirre. Fijate que hoy en día, los campesinos venezolanos en Barquisimeto dicen que a eso de medianoche entre las oscuridades suele aparecer el espectro o fantasma de Aguirre para aterrorizar a las gentes. O sea, casi casi como a Drácula. ¿Te crees que hay derecho a esto? Todo es culpa de los españoles, que infundieron esas tonterias que están hoy en día tan arraigadas mientras que Cortés y Pizarro tienen estatuas. Ironias de la vida. “Aquí el que dice la verdad es tratado de loco”. Palabras de Aguirre.Y que razón tenía…

Fragmentos leídos en: http://www.elortiba.org/aguirre.html

aguirre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s