Aportes de Luis Lobos (reportero gráfico) a Charla Debate sobre Fotoperiodismo en la Ciudad de La Rioja

En una entrada o post anterior mencioné que iba a asistir a una Charla Debate sobre Fotoperiodismo, organizada por el Semanario Digital DataRioja, en la Ciudad de La Rioja-Argentina.

La consigna del evento mencionado fue responder a lo siguiente: “Si una imagen vale más que mil palabras, un reportero gráfico… ¿Vale más que un periodista?”.

A pedido de Guty (lector de este blog), iré ingresando transcripciones, desgrabaciones o como se llamen (no exactas) de lo que expresaron los diferentes panelistas. Por razones de tiempo y fiaca, se obviaron o sintetizaron algunas cuestiones. Y en los próximos posts seguramente se obviarán todavía muchos desarrollos más de este evento, que duró alrededor de dos horas.

Además -aclaro- esto es un borrador: los contenidos no están presentados por mí de una manera profesional, como en realidad corresponde.  Por otra parte, una cosa es la expresión oral y otra la escrita: la organización de lo que se pretende decir no es la misma.

El primero que comenzó a desarrollar su visión fue el reportero gráfico Luis Lobos. Por tal motivo, en este post se inserta lo que él desarrolló en la Charla Debate.

Lo que viene a continuación seguramente contiene errores. Si alguno de ustedes asistió al evento (en calidad de panelistas o público en general) y considera que esto puede mejorarse, tiene la posibilidad de sugerir modificaciones escribiendo a federicodomingo@gmail.com 

 

 Luis Lobos | Reportero gráfico | Coeditor de Semanario Digital DataRioja.com

 Es un desafío plantear esta situación.

 Soy corajudo: ¿Se imaginan ustedes tener a seis periodistas a quienes debo hacer la contra?

 Discutimos, aprendimos, debatimos cosas diferentes.

 Siempre el mismo fin: he peleado muchas veces por la posición de la fotografía periodística como información, sosteniendo la contundencia de lo que es una imagen.

Nota del autor del blog: Luis Lobos realiza una breve reseña histórica.  Habla de la época de oro de la fotografía, allá por 1843… 1856 (nacimiento de la fotografía).

 Al principio -sostiene- se realizaba un anclaje de la información escrita con gráfica dibujada. A través de un testigo había dibujantes que generaban ese espacio. Cuando apareció la fotografía, la gente consideraba que había más objetividad, que era real lo que estaba pasando, no había nada que discutirle. Eso generó grandes debates, presiones de la sociedad, que llevaron al periodismo gráfico a que participen más los fotógrafos.

Al principio prevalecían los retratos. La fotografía necesitaba largos tiempos de exposición. No era posible realizar fotografía con acción.

La sociedad presionó de tal manera que las pequeñas editoriales tomaron en cuenta esta situación e incorporaron fotógrafos, que en realidad no eran fotógrafos sino pintores, dibujantes, que hacían los dibujos, quienes se convirtieron en reporteros gráficos.

Luis Lobos menciona el primer reportero gráfico (rumano). Sostiene que era una aventura, sin apoyo de gobierno.

Fue una experiencia no exitosa. No se publicó nada. Se hundió el barco y se perdió todo.

Comienza de la lucha del Fotoperiodismo por posicionarse.

Hace alusión a la idea del Fotoperiodismo que realiza DataRioja. Sostiene que no es un invento nuevo.

En 1974 la cuna de las Agencias de la Información era Francia. Se dieron cuenta que el fuerte eran las fotografías.

Fue un periodo en el que los periodistas gráficos iban en una dirección y los redactores iban por otra.

Allí comienza el debate -expresa Luis Lobos-.

Dejaremos un poco la historia, allá lejos, para posicionarnos en La Rioja.

El “Negro” Ávila, fue un pionero en la temática.

Fue el reportero gráfico que estuvo en el Independiente. Fue uno de los grandes luchadores para que se respetara la fotografía como elemento de información, que se respetara su composición. Había un plan y un estrategia. Había una comunicación con los periodistas para desarrollar la actividad.

La lucha del “Negro” fue incesante.

Allá por 1993, cuando aparece el Diario La Gaceta, aparezco yo -afirma Luis Lobos-.

Entramos a trabajar sobre la fotografía periodística. Buscábamos lograr la comunicación y el posicionamiento de nosotros, los reporteros gráficos. No fue fácil, porque en los diarios no hay, ni habían editores, por lo que uno hacía todo.

Hay cambios importantes a partir de aquel momento, porque eso fue el puntapié inicial.

Se fue el “Negro”. Muy pronto vino un diario que hace poco se inauguró, que fue el Diario Nueva Rioja, y cuando nos llamaron para que presentáramos los currículums, lo hicimos.

Entre la presentación hubo una posición mía de sostener que la sección fotográfica esté en la redacción. Obviamente no fue bien visto, porque yo iba a buscar trabajo pero ya iba con condiciones.

Afortunadamente en ese momento había un director que tenía una apertura interesante y supo respetar e interpretar cuál era la idea mía.

La falta de comunicación entre el reportero gráfico y el periodista, comienza desde la formación de un medio. La redacción está acá, y a veinte, cuarenta metros, está la sección fotográfica.

¿Qué quiere decir eso? Que ya, inmediatamente, en la inauguración, se genera una separación.

Ya hay un distanciamiento, ya no hay comunicación.

Entonces yo valoro mucho ese trabajo del “Negro” Ávila, porque había que estar muy comunicado y estar muy ‘metido’ ahí entre el grupo de los periodistas para lograr lo que es un fotógrafo reportero gráfico o fotoperiodista.

Porque el fotógrafo, yo creo que se convierte en reportero cuando está preparado técnicamente para capturar una situación, pero empapado en la comunicación; con el conocimiento amplio de lo que se va a hacer.

Con el cambio -en este caso con el Diario Nueva Rioja- la sección fotográfica estaba en el centro de la redacción; entonces la información a los reporteros gráficos era muy importante, porque nos nutríamos de todas las secciones: información general, social, deportiva, cultural, política, interior, y eso nos permitía tener una claridad considerable al momento de salir y hacer una cobertura.

 Si nosotros no hubiésemos estado informados de la manera en que estábamos ahí creo que hay muchas cosas que no se hubieran logrado. Entonces es por ello que considero que la fotografía es fundamental.

 Si no hay comunicación al reportero gráfico, al camarógrafo, no hay posibilidades de sostener una comunicación responsable para entregar a los lectores.

Aparecen aquí la responsabilidad del editor, la responsabilidad del director, la responsabilidad del jefe de redacción, y la responsabilidad del mismo periodista. Pero, ¿Cuánto le cabe al reportero gráfico de nutrirse del conocimiento?

Les cuento que no es fácil de pronto formar un equipo con los periodistas.

Existe falta de comunicación en los comunicadores, especialmente en lo que a nosotros respecta, los reporteros gráficos.

¿Por qué existe esa falta de comunicación? No sé, tal vez hoy la sepamos.

¿Egoismo? ¿No se dan cuenta? ¿No hay formación de lo que es la fotografía? ¿No se dan cuenta realmente de la importancia que tiene el producto final cuando tenemos una excelente nota y la interpretación del personaje que está en esa nota acompañando con fondo acorde -no estoy diciendo fondo bonito, que son dos cosas totalmente distintas-; los fondos son planos, el primero, segundo, tercer plano es importantísimo, porque nosotros podemos desnudar una situación.

Es más, y dejar de ser cómplices hasta en la misma nota: no es lo mismo tomar un primer plano a alguien con un fondo de una pared, que tomar a alguien en otro ángulo, simplemente a dos pasos del lugar, con el mismo eje no?… en círculo… y tenemos un panorama totalmente distinto… nos puede dar la ubicación, nos puede dar la transa que queda allá, nos puede dar la importancia de la nota, el ruido que podemos generar, como también podemos generar la concentración de la imagen puntual en un hecho determinado.

Esas cosas, si no se logran la comunicación y el diálogo del periodista con el fotógrafo y el camarógrafo, no se logra realmente la comunicación que tanto el periodista como el lector necesita.

Vamos más allá del periodista, vamos al lector que es quien necesita la comunicación.

A mi me pasaron cosas puntuales como ver periodistas que decían “En tal lugar hubo un espectáculo muy feo, no fue gente, no había emoción, no había participación”; y el reportero gráfico estaba en otro lugar y en el diario había un título que decía que todo fue un fracaso… y las fotografías expresaba totalmente lo contrario: fue espectacular, había emoción, había acción, había público… entonces cuando no se trabaja en equipo, yo creo que es una falta de respeto directamente al lector.

Eso es una parte. Ahora… ¿Qué pasa con el reportero gráfico, que está haciendo imágenes? ¿Por qué hablo, y me tomo el atrevimiento de hablar de televisión? No soy hombre de televisión, pero si soy hombre de imagen. La televisión comienza con una fotografía y termina el plano con una fotografía. Cualquier tipo de recorrido hace a la composición fotográfica: en el sostenimiento permanente de una nota o de una cobertura, lisa y llanamente es fundamental la composición fotográfica, los traslados.

Por eso en el cine, en el video, siempre hay directores fotográficos. Es fundamental. Pero el que hace noticias no. Tiene la inmediatez. Cuando logramos nosotros toda esa comunicación, conociendo técnicamente el manejo de nuestro equipo, conociendo técnicamente los valores de composición, peso, luz, diagonales y todo eso en la imagen; se imaginan todo eso lo complementamos con la información que nos puede dar el periodista. Se potencia. Ahí es donde yo hacía el comentario de que una imagen vale más que mil palabras. Cuando una imagen, que vale más que mil palabras, la acompañamos con la información sostenida por el compañero -por el periodista- vale un millón.

Yo creo que es fundamental nutrir a los capturadores de imágenes en todo el recorrido permanente hacia las coberturas. Pero si el reportero gráfico no se nutre de conocimiento… y es difícil, es difícil.

Los reporteros gráficos tienen que hacer todo tipo de coberturas, y esto implica deportes, cultura, política e información general. Tiene una ventaja el reportero gráfico sobre el periodista: es la comunicación y la información que le llega permanentemente desde todos los ámbitos. Porque el periodista que está en política, desconoce la realidad de la información general o de lo que está pasando en cultura o lo que está pasando en deportes. Y cuando el reportero gráfico se nutre de todos esos elementos, puede lograr incorporar todos esos componentes en una fotografía. Por ejemplo, hago un primer plano -ya les mostraré unas imágenes que tengo- donde se puede observar cómo se puede descubrir una situación en la que por ejemplo un político dice estar peleado con tal. Y de pronto nosotros haciéndole una nota vemos que están charlando. Nosotros podemos descubrir eso estando informados. Eso potencia la nota y le da quizás al periodista otra nota más. Y genera otra situación.

En el caso del reportero gráfico que está en política, si no está nutrido y no dialoga permanentemente con el periodista, se le escapan todas esas cositas. O tiene que estar el periodista permanentemente hablándolo: hacé esto, esto o esto.

Cuando se forma un equipo el periodista sabe qué está haciendo el reportero y el reportero sabe qué está haciendo el periodista, cuál es el eje fundamental de la nota.

Eso en lo que respecta a la política. Siempre digo yo: en un equipo, en una cancha de fútbol los políticos serían el número 10, porque el político es el que hace la gambeta, al comunicador, al reportero, que nos usa por todos lados, nos busca, se posiciona, quien está en el primer plano, busca hacer la tapa… todo… ellos son el diez… nosotros jugamos en otra parte, nosotros estamos en el banco. Pero tenemos que evitar esto, y hacer lo nuestro.

En el caso del deporte, el reportero gráfico es distinto. Pasa a ser el 10 el reportero gráfico, porque en base a la información y al estudio que hizo de los participantes es que va a estar en el lugar y en el momento indicado. Porque cada atleta se destaca en ciertas situaciones y en ciertas acciones. O algunos son más protagonistas que otros. Entonces es uno el que busca y le da la posición de diez.

En información general -o sociedad como decimos nosotros- cuando salimos a hacer una cobertura, por ahí nos pasa que encontramos una cobertura en la que participan los niños. Y yo me pregunto -y eso es uno de los puntos que les voy a preguntar a ustedes- ¿Se debe exponer a los niños en una fotografía? ¿Sí o no?

En algunos casos, los niños fueron protagonistas de cambios sociales que se dieron en algunos países desarrollados, quizás por una fotografía mostrando un niño. Eso queda para el debate.

En lo que hace a lo cultural, en mi caso personal soy de hacer una cobertura de toda la obra, porque una cosa es la crítica… pero la crítica escrita no es sostenida por la imagen. No es sostenida. Porque la fotografía teatral es la foto bonita: que no tiene nada que ver, no se la utiliza como elemento de crítica o elemento de cobertura de una situación, de un espectáculo como ése. Por ahí me dirán qué tiene que ver… hay muchos valores dentro de una obra de teatro: la escenografía, la iluminación, gestos, traslados, espacio, hay muchas cosas, que durante toda la obra nosotros podemos plasmar en una fotografía. En DataRioja tenemos la suerte de haber posicionado en diez fotografías, y desgraciadamente hay coberturas que necesitamos demostrarlo con más fotografías… sin llegar a lo que es un video.

Yo creo que es fundamental el conocimiento y el seguimiento de la cobertura.

El reportero gráfico… cuando trabaja en equipo, ¿Debe salir antes a cubrir la nota? ¿Sin el periodista o con el periodista? ¿El periodista le comunica o no le comunica lo que debe hacer? ¿Hay diálogo o no hay diálogo?

Mostraremos ahora unas fotografías para que después podamos hacer algunos análisis e intervenciones.

Intervención de Paulina Carreño (periodista), posterior a la presentación de las fotografías: muchas veces los criterios que tiene el reportero gráfico no son los criterios que tiene el periodista. Son más las veces que nos peleamos que las veces que coincidimos, pero sí tenemos en claro que en el caso de la imagen, como la palabra, o la voz en el caso de la televisión, es necesario que el reportero gráfico vaya en conjunto con el periodista, trabajen en equipo, estén informados.

Continúa Paulina Carreño: Lobos lanzó varias frases y varias ideas que yo no las comparto necesariamente. Y ahora los periodistas podrán retrucar también algunas cosas que dijo. Pero básicamente respecto a lo que mostró en imágenes… si bien hay muchas fotos artísticas allí, también es cierto que en lo periodístico y desde el semanario que realizamos tratamos también de darle valor a la foto artística… porque a veces la foto artística también informa mucho. Entonces, bueno… hacer una búsqueda en eso y siempre teniendo claro que no es lo mismo informar en la sección política, cultural, información general, que de pronto información policial… son cosas distintas y por ahí queremos dejarlo claro cuando lo comunicamos en un soporte, ya sea por medio de un fotorreportaje o por medio de una nota que va acompañada de una foto. Eso también lo queremos dejar claro.

Por ejemplo el tema de la foto teatral, que después pueden discutirlo… si él, por medio de una sola fotografía puede hacer una crítica teatral y es todo un planteo muy profundo, porque de alguna manera cuando hacemos una crítica teatral el periodista es el que hace todo un análisis de la obra y sale una sola foto… entonces el reportero, que vio toda la obra también, considera que es poco que salga una sola foto… entonces hay toda una discusión ahí acerca de cual es el soporte que podemos brindarle al lector para que pueda ver más de una foto de toda una obra de teatro que duró una hora, una hora y media…


(Aclaración a los lectores de Sinergia Creativa: el desarrollo de la Charla Debate continuará en futuros posts, con la inclusión de los aportes de los otros disertantes).

 dsc01207-small

 

 

 

Anuncios

3 thoughts on “Aportes de Luis Lobos (reportero gráfico) a Charla Debate sobre Fotoperiodismo en la Ciudad de La Rioja

  1. Guty marzo 16, 2009 / 11:38 am

    La verdad que suena muy interesante, como Paulina, yo tampoco comparto algunas cosas de Lobos, pero que la palabra (oral o escrita) necesita del aporte gráfico, eso es innegable. Especialmente en estos tiempos donde la lectura es tan poco frecuente y las notas enganchan más por la imagen que por los títulos.

  2. Jimena (Jota) marzo 16, 2009 / 12:38 pm

    gracias por transcribir la charla para los que no pudimos estar presentes.

    • federicodomingo marzo 17, 2009 / 11:18 pm

      De nada, Jota.
      Trataré de avanzar de a poco con los otros expositores que faltan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s