El ciego y el publicitario

Cuenta una leyenda urbana que había un ciego sentado en el suelo de un parque muy concurrido, con un cartel en el que se podía leer “Por favor ayúdeme, soy ciego”. Él pretendía recoger unas cuantas monedas con las que sobrevivir.

Pero un día, como otro cualquiera, dicen que harto de pasar varias veces por ahí y observar que el ciego pese a su lastimosa situación no obtenía ninguna moneda, un publicitario se detuvo frente a él para pedirle permiso y añadir algo diferente al anuncio, algo que no variaría su objetivo, recaudar monedas, pero escribió una frase que cambió el rumbo de este mendigo.

Al poco tiempo volvió, preocupado y con la intención de conocer si el cambio había conseguido ayudarle. El ciego, al escuchar su voz, no pudo otra cosa que darle de manera insistente las gracias: desde que le había escrito no paraban de tirarle monedas en el gorro próximo al cartel. Curioso por lo que había escrito, preguntó sorprendido al artífice de esta hazaña. El publicitario con un toque de humildad respondió: “No he puesto nada que no sea verdad”, Hoy es primavera y no puedo verla”.

Dicen que ese comprometido publicitario era David Ogilvy, aunque tal vez no sea más que una fábula inventada por un creativo… o tal vez no.

 

Fragmento extraído de: http://www.tintadigital.org/2008/11/24/david-ogilvy-referente-en-publicidad/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s