¿Dónde estás situado políticamente?

Ingresá a la “Brújula Política”: http://www.politicalcompass.org/es/index

Se trata de un test que te permitirá, tal como los autores afirman “una medida de las actitudes y las inevitables contradicciones humanas para estipular una definición más completa de dónde están realmente los partidos y las personas”.

La idea fue desarrollada por un periodista político, con un fondo de experiencia en asesoramiento universitario, asistido por un profesor de Historia Social. Ellos consideran que, en una época en que las ideologías están en decadencia, una nueva generación en particular se formará una idea mejor de dónde se sitúa políticamente, y la clase de políticos a los que acompañan.

Otro links dentro del mismo sitio:

http://www.politicalcompass.org/es/questionnaire

http://www.politicalcompass.org/es/analysis

http://www.politicalcompass.org/es/eu

Nota: las imágenes fueron extraídas de
http://www.politicalcompass.org/es/analysis2

WikipediaWictionaryChambers (UK)Google imagesGoogle defineThe Free DictionaryWordNetGoogleUrban DictionaryAnswers.comMerriam-Webster
Anuncios

Daniel Argañaraz, cantante y compositor chepeño

Sitio web: http://www.elsonar.com.ar/danielarganaraz/

Expresa Daniel Argañaraz:

La tierra que me vio nacer, está situada al Sur de La Pcia. de La Rioja.
con arena por fuera y por dentro, su paisaje con olor a jarilla y silencio, era para mis ojos inaugurales una maravillosa cajita de música, donde vivieron mis sueños de la infancia.
La naturaleza era un set de percusión acompañando el trino “a capella” de los pájaros empeñados en musicalizar la aurora de esos días. Todo era horizonte. Las distancias eran asombrosas y las horas pasaban lentas.
El amor salía a borbotones por los innumerables costados del hogar paterno.
CHEPES (gente amiga) es la primera foto de mi vida, mi casa eterna… mi pueblo!
El de la arena picante a la siesta, el de mis juegos en “pata pila”.
Es posible que tan solo al que haya vivido con felicidad sus siestas, el sol le conceda el honor de ser llanista.
Desando mi nostalgia para recorrer el perfil entrañable de la Sierra de Los Argañaraz, Las Jarillas, La Laguna, El Moye Injerto y recalar en lo de doña Petrona para el seguro ritual de la amistad servido en mate de plata.
Un costado de mi árbol cultural está regado por sones tonaderos cruzados con la chaya ancestral que los riojanos traemos en los glóbulos rojos.
Hoy, cuando regreso, las horas pasan rápido y las distancias son tramos que camino intentando recuperar mi sonora cajita de música.

SuRConsciente (canción)

(Daniel Argañaraz - Hugo Casas)

De niño vi bailar los remolinos

y he jugado en el brillo del pedregal,

el sol en plena siesta clava sus dientes,

un surconciente bien federal.

Conciente de la sed de los algarrobos

y el esfuerzo de vida del albahacal,

el hombre y su silencio, grito paciente,

un surconciente, volcán en paz.

El zonda es ese viento loco y borracho,

goza hundiendo pichones en el tierral,

mete miedo a los perros, cruje el quebracho

cuando despierta enfermo y sale a farrear.

Amo tanto a mi pueblo

vive en mi sangre, simple y ardiente,

soy hijo de los llanos,

del sur riojano, un surconciente.

Pueblitos de la costa, verdes y azules,

agüita pa’mi pueblo me han de prestar

hasta que nazca el hombre

que hable de frente

y aunque le cueste, se haga escuchar.

Patricia Aballay: entre un futuro que se niega y un pasado que se quiere borrar

Presento aqui el sitio web de Patricia Aballay, pintora riojana que reside en Buenos Aires:

http://www.patriciaaballay.com.ar/

Nació el 13 de Agosto de 1962, en La Rioja (Argentina). En la actualidad reside y trabaja en Capital Federal, Buenos Aires. Expone en la “Feria de San Telmo”, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Su obra se encuentra repartida en colecciones públicas y privadas de todo el mundo.

Comentario de Alba Lanzillotto – Buenos Aires, año 2000:

…lo primero que veo es el color de la tierra y también su forma difuminada. Es la tierra donde resuena el largo, triste, uniforme y melodioso canto de los vidaleros, un canto que recorre el mapa del llano y de la altura. El mapa de la soledad, de la callada lejanía, del cielo puro, azul, infinito. El mapa del viento que nos cierra los ojos para evitar el roce de la greda a veces rojiza u ocre, levantándose como en ofrenda o clamor a lo alto.

Patricia pinta, dibuja y pinta figuras, apenas con los rasgos esenciales y el mismo color de su entorno. A veces el azul del cielo y de los sueños baja a colorear sus ropas sencillas; otras es el rojo de la sangre que bulle en sus entrañas a pesar de la aparente indiferencia; o del fuego que se alza en el canto. Casi nunca un verde en la encendida aridez. Patricia pinta figuras nuestras, propias del pueblo lejano en la geografía y en el sentimiento, desconocido, natural, sin maquillaje.

Hombres y mujeres abrazando la caja, están aquí, con su canto que es grito cuando deben gritar; rezo cuando quieren rezar y llamada y dolor y esperanza. Están aquí en las acuarelas de Patricia con sus ojos entrecerrados, mirando hacia el horizonte como si buscaran allí un futuro que se les niega o un pasado que le han querido borrar para hacer mas pesado el presente que soportan.

Boceto de un vidalero

Ser Vidalero…

Es una manera de mirar las cosas,
una forma de vivir.
Los ojos de los vidaleros tienen
un asombro manso,
miran gozando para adentro
el reflejo del paso de vicuñas, guanacos y corzuelas..
Además de cantar, cultivan nueces,
uvas y aceitunas, todo en pequeña cantidad,
porque casi no llueve en el país de la vidala.

Los vidaleros tienen la mirada mansa
no se sabe si por la pobreza
o por la memoria de exterminios y saqueos…
usan todavía palabras de una lengua
que se muere de a poco en sus últimos sonidos.
Llaman “ulpisha” a las palomas,
“tumiñico” al colibrí, “sury” al avestruz,
que nadie se preocupe por su significado,
son sobrevivencias, sonidos, petroglifos…

Para un vidalero lo más difícil
es llegar vivo a los cinco años,
periodo que mas bien pertenece a los insectos,
la sequía, la falta de leche.
Pasado todo eso,
los ojos se le amansan definitivamente
y ya está en condiciones
de cantar su primera vidala.

(del libro “de Navíos y Borrascas” del escritor argentino Daniel Moyano)

Unetica: el blog de Lucía Cáceres

Estoy realizando una lectura rápida del libro La Ciudad de los Zorros, de la Lic. Lucía Cáceres.
Allí encontré la dirección de su blog, que reproduzco a continuación (para el que desee visitarlo:) http://www.unetica.blogspot.com/

¿Qué es UNETICA?

Es un espacio destinado a desarrollar aspectos y problemas de la realidad vista desde los enfoques de las Ciencias Sociales y Políticas, pero con una salida superadora y no conformista a partir de la construcción subjetiva de los actores que son afectados por la misma crisis.

Cuando aspiramos llegar a esa emancipación estamos trabajando en el campo de la ética. Es posible que en la lectura de los textos que aquí se encontrarán (http://www.unetica.blogspot.com/) puedan resignificar otra ética, no la demandante sino la del compromiso.

Info acerca de Lucía Cáceres:

Es Lic. en Ciencia Política con diplomatura superior en Ciencias Sociales de la FLACSO. Autora de los libros CHIQUITIN Y CHIQUITINA Y CHIRIBÍN CHIN CHIN sobre alfabetización para el Nivel Inical y Literatura infantil regional. Trabajó en formación docente inicial en IES Instituto de Enseñanza Superior con orientación en Ciencia Política y Economía en la Provincia de Catamarca, y en cátedras afines en la licenciatura de Ciencia Política en la Universidad Nacional de La Rioja. Actualmente realiza capacitación docente en servicio en el área de Ciencias Sociales y Ética. Escritora de numerosos ensayos políticos y educativos. Realiza análisis político en medios periodísticos locales, trabaja en redes en políticas de género y en contextos de vulnerabilidad social.

[lucyg640.jpg]

Cinco siglos de prohibición del arcoiris en el cielo latinoamericano (Eduardo Galeano)

El Descubrimiento: el 12 de octubre de 1492, América descubrió el capitalismo. Cristóbal Colón, financiado por los reyes de España y los banqueros de Génova, trajo la novedad a las islas del mar Caribe. En su diario del Descubrimiento, el almirante escribió 139 veces la palabra oro y 51 veces la palabra Dios o Nuestro Señor. ƒl no podía cansar los ojos de ver tanta lindeza en aquellas playas, y el 27 de noviembre profetizó: Tendrá toda la cristiandad negocio en ellas. Y en eso no se equivocó. Colón creyó que Haití era Japón y que Cuba era China, y creyó que los habitantes de China y Japón eran indios de la India; pero en eso no se equivocó.

Al cabo de cinco siglos de negocio de toda la cristiandad, ha sido aniquilada una tercera parte de las selvas americanas, está yerma mucha tierra que fue fértil y más de la mitad de la población come salteado. Los indios, víctimas del más gigantesco despojo de la historia universal, siguen sufriendo la usurpación de los últimos restos de sus tierras, y siguen condenados a la negación de su identidad diferente. Se les sigue prohibiendo vivir a su modo y manera, se les sigue negando el derecho de ser. Al principio, el saqueo y el otrocidio fueron ejecutados en nombre del Dios de los cielos. Ahora se cumplen en nombre del dios del Progreso.

Sin embargo, en esa identidad prohibida y despreciada fulguran todavía algunas claves de otra América posible. América, ciega de racismo, no las ve. El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón escribió en su diario que él quería llevarse algunos indios a España para que aprendan a hablar (“que deprendan fablar”). Cinco siglos después, el 12 de octubre de 1989, en una corte de justicia de los Estados Unidos, un indio mixteco fue considerado retardado mental (“mentally retarded”) porque no hablaba correctamente la lengua castellana. Ladislao Pastrana, mexicano de Oaxaca, bracero ilegal en los campos de California, iba a ser encerrado de por vida en un asilo público. Pastrana no se entendía con la intérprete española y el psicólogo diagnosticó un claro déficit intelectual. Finalmente, los antropólogos aclararon la situación: Pastrana se expresaba perfectamente en su lengua, la lengua mixteca, que hablan los indios herederos de una alta cultura que tiene más de dos mil años de antigüedad. El Paraguay habla guaraní. Un caso único en la historia universal: la lengua de los indios, lengua de los vencidos, es el idioma nacional unánime. Y sin embargo, la mayoría de los paraguayos opina, según las encuestas, que quienes no entienden español son como animales.

De cada dos peruanos, uno es indio, y la Constitución de Perú dice que el quechua es un idioma tan oficial como el español. La Constitución lo dice, pero la realidad no lo oye. El Perú trata a los indios como África del Sur trata a los negros. El español es el único idioma que se enseña en las escuelas y el único que entienden los jueces y los policías y los funcionarios. (El español no es el único idioma de la televisión, porque la televisión también habla inglés.) Hace cinco años, los funcionarios del Registro Civil de las Personas, en la ciudad de Buenos Aires, se negaron a inscribir el nacimiento de un niño. Los padres, indígenas de la provincia de Jujuy, querían que su hijo se llamara Qori Wamancha, un nombre de su lengua. El Registro argentino no lo aceptó por ser nombre extranjero.
Los indios de las Américas viven exiliados en su propia tierra. El lenguaje no es una señal de identidad, sino una marca de maldición. No los distingue: los delata. Cuando un indio renuncia a su lengua, empieza a civilizarse. ¿Empieza a civilizarse o empieza a suicidarse?

Cuando yo era niño, en las escuelas del Uruguay nos enseñaban que el país se había salvado del problema indígena gracias a los generales que en el siglo pasado exterminaron a los últimos charrúas.

El problema indígena: los primeros americanos, los verdaderos descubridores de América, son un problema. Y para que el problema deje de ser un problema, es preciso que los indios dejen de ser indios. Borrarlos del mapa o borrarles el alma, aniquilarlos o asimilarlos: el genocidio o el otrocidio.

En diciembre de 1976, el ministro del Interior del Brasil anuncó, triunfal, que el problema indígena quedará completamente resuelto al final del siglo veinte: todos los indios estarán, para entonces, debidamente integrados a la sociedad brasileña, y ya no serán indios. El ministro explicó que el organismo oficialmente destinado a su protección (FUNAI, Fundacao Nacional do Indio) se encargará de civilizarlos, o sea: se encargará de desaparecerlos. Las balas, la dinamita, las ofrendas de comida envenenada, la contaminación de los ríos, la devastación de los bosques y la difusión de virus y bacterias desconocidos por los indios, han acompañado la invasión de la Amazonia por las empresas ansiosas de minerales y madera y todo lo demás. Pero la larga y feroz embestida no ha bastado.

Matar al indio y salvar al hombre, aconsejaba el piadoso coronel norteamericano Henry Pratt. Y muchos años después, el novelista peruano Mario Vargas Llosa explica que no hay más remedio que modernizar a los indios, aunque haya que sacrificar sus culturas, para salvarlos del hambre y la miseria.

La salvación condena a los indios a trabajar de sol a sol en minas y plantaciones, a cambio de jornales que no alcanzan para comprar una lata de comida para perros. Salvar a los indios también consiste en romper sus refugios comunitarios y arrojarlos a las canteras de mano de obra barata en la violenta intemperie de las ciudades, donde cambian de lengua y de nombre y de vestido y terminan siendo mendigos y borrachos y putas de burdel. O salvar a los indios consiste en ponerles uniforme y mandarlos, fusil al hombro, a matar a otros indios o a morir defendiendo al sistema que los niega. Al fin y al cabo, los indios son buena carne de cañón: de los 25 mil indios norteamericanos enviados a la segunda guerra mundial, murieron 10 mil.

El 16 de diciembre de 1492, Colón lo había anunciado en su diario: los indios sirven para les mandar y les hacer trabajar, sembrar y hacer todo lo que fuere menester y que hagan villas y se enseñen a andar vestidos y a nuestras costumbres. Secuestro de los brazos, robo del alma: para nombrar esta operación, en toda América se usa, desde los tiempos coloniales, el verbo reducir. El indio salvado es el indio reducido. Se reduce hasta desaparecer: vaciado de s’, es un no-indio, y es nadie.

El shamán de los indios chamacocos, de Paraguay, canta a las estrellas, a las arañas y a la loca Totila, que deambula por los bosques y llora. Y canta lo que le cuenta el martín pescador: -No sufras hambre, no sufras sed. Súbete a mis alas y comeremos peces del río y beberemos el viento. Y canta lo que le cuenta la neblina: -Vengo a cortar la helada, para que tu pueblo no sufra frío. Y canta lo que le cuentan los caballos del cielo: Ensíllanos y vamos en busca de la lluvia.

Pero los misioneros de una secta evangélica han obligado al chamán a dejar sus plumas y sus sonajas y sus cánticos, por ser cosas del Diablo; y él ya no puede curar las mordeduras de víboras, ni traer la lluvia en tiempos de sequía, ni volar sobre la tierra para cantar lo que ve. En una entrevista con Ticio Escobar, el shamán dice: Dejo de cantar y me enfermo. Mis sueños no saben adónde ir y me atormentan. Estoy viejo, estoy lastimado. Al final, ¿de qué me sirve renegar de lo mío?

El shamán lo dice en 1986. En 1614, el arzobispo de Lima había mandado quemar todas las quenas y demás instrumentos de música de los indios, y había prohibido todas sus danzas y cantos y ceremonias para que el demonio no pueda continuar ejerciendo sus engaños. Y en 1625, el oidor de la Real Audiencia de Guatemala había prohibido las danzas y cantos y ceremonias de los indios, bajo pena de cien azotes, porque en ellas tienen pacto con los demonios.

Para despojar a los indios de su libertad y de sus bienes, se despoja a los indios de sus símbolos de identidad. Se les prohíbe cantar y danzar y soñar a sus dioses, aunque ellos habían sido por sus dioses cantados y danzados y soñados en el lejano día de la Creación. Desde los frailes y funcionarios del reino colonial, hasta los misioneros de las sectas norteamericanas que hoy proliferan en América Latina, se crucifica a los indios en nombre de Cristo: para salvarlos del infierno, hay que evangelizar a los paganos idólatras. Se usa al Dios de los cristianos como coartada para el saqueo. Y nos dijeron: “Cierren los ojos y recen”. Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia.

Los doctores del Estado moderno, en cambio, prefieren la coartada de la ilustración: para salvarlos de las tinieblas, hay que civilizar a los bárbaros ignorantes. Antes y ahora, el racismo convierte al despojo colonial en un acto de justicia. El colonizado es un sub-hombre, capaz de superstición pero incapaz de religión, capaz de folclore pero incapaz de cultura: el sub-hombre merece trato subhumano, y su escaso valor corresponde al bajo precio de los frutos de su trabajo. El racismo legitima la rapiña colonial y neocolonial, todo a lo largo de los siglos y de los diversos niveles de sus humillaciones sucesivas.

América Latina trata a sus indios como las grandes potencias tratan a América Latina. Gabriel René-Moreno fue el más prestigioso historiador boliviano del siglo pasado. Una de las universidades de Bolivia lleva su nombre en nuestros días. Este prócer de la cultura nacional creía que los indios son asnos, que generan mulos cuando se cruzan con la raza blanca. ƒl había pesado el cerebro indígena y el cerebro mestizo, que según su balanza pesaban entre cinco, siete y diez onzas menos que el cerebro de raza blanca, y por tanto los consideraba celularmente incapaces de concebir la libertad republicana. El peruano Ricardo Palma, contemporáneo y colega de Gabriel René-Moreno, escribió que los indios son una raza abyecta y degenerada. Y el argentino Domingo Faustino Sarmiento elogiaba as’ la larga lucha de los indios araucanos por su libertad: Son más indómitos, lo que quiere decir: animales más reacios, menos aptos para la Civilización y la asimilación europea.

El más feroz racismo de la historia latinoamericana se encuentra en las palabras de los intelectuales más célebres y celebrados de fines del siglo diecinueve y en los actos de los políticos liberales que fundaron el Estado moderno. A veces, ellos eran indios de origen, como Porfirio Díaz, autor de la modernización capitalista de México, que prohibió a los indios caminar por las calles principales y sentarse en las plazas públicas si no cambiaban los calzones de algodón por el pantalón europeo y los huaraches por zapatos.
Eran los tiempos de la articulación al mercado mundial regido por el Imperio Británico, y el desprecio científico por los indios otorgaba impunidad al robo de sus tierras y de sus brazos.

El racismo se expresa con más ciega ferocidad en países como Guatemala, donde los indios siguen siendo porfiada mayoría a pesar de las frecuentes oleadas exterminadoras. En nuestros días, no hay mano de obra peor pagada: los indios mayas reciben 65 centavos de dólar por cortar un quintal de café o de algodón o una tonelada de caña. Los indios no pueden ni plantar maíz sin permiso militar y no pueden moverse sin permiso de trabajo. El ejército organiza el reclutamiento masivo de brazos para las siembras y cosechas de exportación. En las plantaciones, se usan pesticidas cincuenta veces más tóxicos que el máximo tolerable; la leche de las madres es la más contaminada del mundo occidental. Rigoberta Menchú: su hermano menor, Felipe, y su mejor amiga, María, murieron en la infancia, por causa de los pesticidas rociados desde las avionetas. Felipe murió trabajando en el café. María, en el algodón. A machete y bala, el ejército acabó después con todo el resto de la familia de Rigoberta y con todos los demás miembros de su comunidad. Ella sobrevivió para contarlo.

Con alegre impunidad, se reconoce oficialmente que han sido borradas del mapa 440 aldeas indígenas entre 1981 y 1983, a lo largo de una campaña de aniquilación más extensa, que asesinó o desapareció a muchos miles de hombres y de mujeres. La limpieza de la sierra, plan de tierra arrasada, cobró también las vidas de una incontable cantidad de niños. Los militares guatemaltecos tienen la certeza de que el vivio de la rebelión se transmite por los genes.

La violencia institucional, el terrorismo de Estado, se ocupa de despejar las dudas. Los conquistadores ya no usan caparazones de hierro, sino que visten uniformes de la guerra de Vietnam. Y no tienen piel blanca: son mestizos avergonzados de su sangre o indios enrolados a la fuerza y obligados a cometer crímenes que los suicidan. Guatemala desprecia a los indios, Guatemala se autodesprecia.

Los mayas siguen siendo viajeros del tiempo: ¿Que es un hombre en el camino? Tiempo.
Ellos ignoraban que el tiempo es dinero, como nos reveló Henry Ford. El tiempo, fundador del espacio, les parece sagrado, como sagrados son su hija, la tierra, y su hijo, el ser humano: como la tierra, como la gente, el tiempo no se puede comprar ni vender. ¿Civilización? La historia cambia según la voz que la cuenta. En América, en Europa o en cualquier otra parte. Lo que para los romanos fue la invasión de los bárbaros, para los alemanes fue la emigración al sur.

No es la voz de los indios la que ha contado, hasta ahora, la historia de América. En las vísperas de la conquista española, un profeta maya, que fue boca de los dioses, había anunciado: Al terminar la codicia, se desatará la cara, se desatarán las manos, se desatarán los pies del mundo. Y cuando se desate la boca, ¿qué dirá?. Desde el punto de vista de los vencedores, que hasta ahora ha sido el punto de vista único, las costumbres de los indios han confirmado siempre su posesión demoníaca o su inferioridad biológica. ¿Se suicidan los indios de las islas del mar Caribe, por negarse al trabajo esclavo? Porque son holgazanes. ¿Andan desnudos, como si todo el cuerpo fuera cara? Porque los salvajes no tienen vergüenza. ¿Ignoran el derecho de propiedad, y comparten todo, y carecen de afán de riqueza? Porque son más parientes del mono que del hombre. ¿Creen en los sueños, y obedecen a sus voces? Por influencia de Satán o por pura estupidez. ¿Es libre la homosexualidad? ¿La virginidad no tiene importancia alguna? Porque viven en la antesala del infierno. En 1523, el cacique Nicaragua preguntó a los conquistadores:-Y al rey de ustedes, ¿quién lo eligió?. El cacique había sido elegido por los ancianos de las comunidades. ¿Había sido el rey de Castilla elegido por los ancianos de sus comunidades? La América precolombina era vasta y diversa, y contenía modos de democracia que Europa no supo ver, y que el mundo ignora todavía. En la tradición guaraní, por ejemplo, los caciques se eligen en asambleas de hombres y mujeres -y las asambleas los destituyen si no cumplen el mandato colectivo. En la tradición iroquesa, hombres y mujeres gobiernan en pie de igualdad. Los jefes son hombres; pero son las mujeres quienes los ponen y deponen y ellas tienen poder de decisión, desde el Consejo de Matronas, sobre muchos asuntos fundamentales de la confederación entera. Allí por el año 1600, cuando los hombres iroqueses se lanzaron a guerrear por su cuenta, las mujeres hicieron huelga de amores. Y al poco tiempo los hombres, obligados a dormir solos, se sometieron al gobierno compartido.

En 1919, el jefe militar de Panamá en las islas de San Blas, anunció su triunfo: -Las indias kunas ya no vestirán molas, sino vestidos civilizados. Y anunció que las indias nunca se pintarían la nariz sino las mejillas, como debe ser, y que nunca más llevarían aros en la nariz, sino en las orejas. Como debe ser.

Setenta años después de aquel canto de gallo, las indias kunas de nuestros días siguen luciendo sus aros de oro en la nariz pintada, y siguen vistiendo sus molas, hechas de muchas telas de colores que se cruzan con siempre asombrosa capacidad de imaginación y de belleza: visten sus molas en la vida y con ella se hunden en la tierra, cuando llega la muerte.

Las técnicas arcaicas, en manos de las comunidades, habían hecho fértiles los desiertos en la cordillera de los Andes. Las tecnologías modernas, en manos del latifundio privado de exportación, están convirtiendo en desiertos las tierras fértiles en los Andes y en todas partes. ¿No es absurdo sacrificar a la naturaleza y a la gente en los altares del mercado internacional? Es sistema desprecia lo que ignora, porque ignora lo que teme conocer. El racismo es también una máscara del miedo.

¿Qué sabemos de las culturas indígenas? Lo que nos han contado las películas del Fas West. Y de las culturas africanas, ¿qué sabemos? Lo que nos ha contado el profesor Tarzán, que nunca estuvo.

A fines del siglo pasado, un médico inglés, John Down, identificó el síndrome que hoy lleva su nombre. ƒl creyó que la alteración de los cromosomas implicaba un regreso a las razas inferiores, que generaba mongolian idiots, negroid idiots y aztec idiots. Simultáneamente, un médico italiano, Cesare Lombrosos, atribuyó al criminal nato los rasgos f’sicos de los negros y de los indios. Por entonces, cobró base científica la sospecha de que los indios y los negros son proclives, por naturaleza, al crimen y a la debilidad mental. Los indios y los negros, tradicionales instrumentos de trabajo, vienen siendo también desde entonces, objetos de ciencia. Poco después, un médico argentino, el socialista José Ingenieros, escribió que los negros, oprobiosa escoria de la raza humana, están más próximos de los monos antropoides que de los blancos civilizados. Y para demostrar su irremediable inferioridad, Ingenieros comprobaba: Los negros no tienen ideas religiosas.

En realidad, las ideas religiosas habían atravesado la mar, junto a los esclavos, en los navíos negreros. Una prueba de obstinación de la dignidad humana: a las costas americanas solamente llegaron los dioses del amor y de la guerra. En cambio, los dioses de la fecundidad, que hubieran multiplicado las cosechas y los esclavos del amo, se cayeron al agua.

Los dioses peleones y enamorados que completaron la travesía, tuvieron que disfrazarse de santos blancos, para sobrevivir y ayudar a sobrevivir a los millones de hombres y mujeres violentamente arrancados del África y vendidos como cosas.

Dioses prohibidos. En las colonias españolas y portuguesas y en todas las demás: en las islas inglesas del Caribe, después de la abolición de la esclavitud se siguió prohibiendo tocar tambores o sonar vientos al modo africano, y se siguió penando con cárcel la simple tenencia de una imagen de cualquier dios africano. Dioses prohibidos, porque peligrosamente exaltan las pasiones humanas, y en ellas encarnan. Friedrich Nietzsche dijo una vez: -Yo sólo podría creer en un dios que sepa danzar.

Como José Ingenieros, Nietzsche no conocía a los dioses africanos. Si los hubiera conocido, quizá hubiera creído en ellos. Y quizá hubiera cambiado algunas de sus ideas. José Ingenieros, quién sabe.

La piel oscura delata incorregibles defectos de fábrica. Así, la tremenda desigualdad social, que es también racial, encuentra su coartada en las taras hereditarias. Lo había observado Humboldt hace doscientos años, y en toda América sigue siendo así: la pirámide de las clases sociales es oscura en la base y clara en la cúspide. En el Brasil, por ejemplo, la democracia racial consiste en que los más blancos están arriba y los más negros abajo. Un indio del Norte argentino, Asunción Ontíveros Yulquila, evoca hoy el trauma que marcó su infancia: -Las personas buenas y lindas eran las que se parecían a Jesús y a la Virgen. Pero mi padre y mi madre no se parecían para nada a las imágenes de Jesús y la Virgen María que yo veía en la iglesia de Abra Pampa. La cara propia es un error de la naturaleza. La cultura propia, una prueba de ignorancia o una culpa que expiar. Civilizar es corregir.

Hace algún tiempo, el sacerdote español Ignacio Ellacuría me dijo que le resultaba absurdo eso del Descubrimiento de América. El opresor es incapaz de descubrir, me dijo: -Es el oprimido el que descubre al opresor. ƒl creía que el opresor ni siquiera puede descubrirse a sí mismo. La verdadera realidad del opresor sólo se puede ver desde el oprimido. Ignacio Ellacuría fue acribillado a balazos, por creer en esa imperdonable capacidad de revelación y por compartir los riesgos de la fe en su poder de profecía. ¿Lo asesinaron los militares de El Salvador, o lo asesinó un sistema que no puede tolerar la mirada que lo delata?.

Eduardo Galeano, “Ser como ellos y otros artículos”, Siglo Veintiuno Editores, México, 1992.

Charla-Debate “El Cuerpo Mediático” en Buenos Aires

Topía Revista invita a la  charla – debate:

El Cuerpo Mediático
De Tinelli – Pergolini a Gran Hermano.
Se proyectará el video: “Tinelli – Pergolini modelo para des-armar” .

A cargo de: César Hazaki.

18 de Octubre a las 17 horas.
Mercado  Bonpland –  Bonpland 1660
Entrada Libre.

Cuando los dedos de un guitarrista se niegan a obedecer

“Toda la música está completa y viva dentro mío, y deseo exhalarla sin esfuerzo, pero ahora,
apenas si puedo hacerlo; mis dedos se confunden unos con otros. Esto es realmente atemorizante y ya me ha causado mucho dolor.”

De las notas autobiográficas de Robert Schumann (1838).

Las lesiones de las manos en los músicos no es cosa nueva, grandes virtuosos de la historia han visto sus carreras cortadas y terminadas abruptamente por esta razón. Robert Schumann, Sergei Rachmaninoff, Alexander Scriabin, Glenn Gould, Leon Fleisher, Gary Graffman, Michel Beroff y David Leisner entre otros, han compartido por lo menos dos cosas: eran extraordinarios virtuosos de sus instrumentos, y sufrieron de un extraño problema que afecto la coordinación de sus manos.
Esa condición de origen neuromuscular, se conoce hoy como “Distonía Focal de la Mano” (“Focal Hand Dystonia” o “Musician´s Cramp”), y no se conoce forma alguna de cura.

En Mayo de 2002, y luego de haber consultado por el lapso de un año y medio, a distintos profesionales en terapias occidentales y orientales, Martin Knye fue atendido por una Doctora en Medicina, especialista en manos. Su creciente e inexplicable problema de coordinación y movimiento de su mano izquierda, fue finalmente diagnosticado como “Distonía Focal de la Mano”. Con un pronóstico claramente difícil y probabilidades de recuperación muy bajas, fue aconsejado a intentar una terapia de rehabilitación nueva, designada a aquellos músicos que padecen esta condición.
Luego de tres meses de arduo trabajo, en los cuales Knye fue forzado a alejarse de las presentaciones en vivo, y a pesar de no haber obtenido una mejoría en su condición, decidió retomar la actividad con su banda, Magiar, ofreciendo una serie de conciertos entre Septiembre de 2002, y Enero de 2003, incluyendo en este lapso, dos recitales tributo a Yngwie Malmsteen, y cuatro presentaciones con Magiar.
El solo hecho de haber llevado a cabo esos conciertos en esa condición, es practicamente una hazaña, y sólo puede ser atribuido a su gran destreza técnica, a su talento y experiencia. Martin tocó durante estos shows, con su dedo meñique practicamente inutilizado, y su dedo anular en muy malas condiciones.

Actualmente Martin Knye se encuentra retirado de los escenarios, dado que la condición de su mano, se ha complicado a tal punto de resultarle imposible seguir tocando; continua enseñando a sus numerosos alumnos, y luchando con esta difícil situación, buscando incansablemente la manera de superarla.

Solo el tiempo dirá si podrá triunfar, donde la abrumadora mayoría no pudo…

Fuente: http://www.martinknye-magiar.com.ar/indesp.htm

foto de martin_knye en 27/05/08

Las lecciones de Steve Jobs (video)

Ingresá a:
http://emprendimiento.elevatusideas.org/content/view/292133/Las_lecciones_de_Steve_Jobs.html

(Discurso que brindó Steve Jobs en la Universidad de Stanford, donde nos cuenta 3 historias, sobre sus aprendizajes, de lo que aprendió cuando lo echaron de Apple, de sus padres… un discurso realmente inspirador. Esta dividido en 2 partes).

¿Quién es Steve Job?
http://es.wikipedia.org/wiki/Steve_Jobs

Si interesan temáticas como la innovación y el emprendimiento, conocé la siguiente web:
http://elevatusideas.bligoo.com/content

¿Te animás a crear un puente de tallarines?

Para conocer este peculiar concurso chileno, ingresá a:
http://www.puente.uandes.cl/index.htm

Galería con fotos del concurso:
http://www.puente.uandes.cl/fotos/index.html

El concurso consiste en diseñar y construir un puente elaborado solamente con tallarines y pegamento entregados por la organización del concurso.

La Nación financia proyectos juveniles por medio millón de pesos en La Rioja

La Nación financia proyectos juveniles por medio millón de pesos

La Rioja recibirá de la Nación medio millón de pesos para proyectos juveniles, los cuales se aplicarán a emprendimientos productivos, socio-comunitarios y oficios, previéndose la distribución proporcional en cada región.

“Nuestro acompañamiento constante a las políticas juveniles de la Dirección Nacional de Juventud, ha duplicado en financiamiento y apoyo nuestro compromiso diario con soluciones concretas para jóvenes”, sostuvo el subsecretario de Juventud, Luis Planas al dar cuenta de la disponibilidad de estos recursos.

El funcionario informó que ” ningún proyecto de Nación viene enlatado”, y destacó que “eso es importante porque cada pueblo, cada localidad tiene una necesidad totalmente diferente”.

En este sentido puso de manifiesto que, “cada joven podrá revertir la situación de su pueblo involucrándose tanto en el diseño como en la ejecución de cada idea”.

Días atrás la Subsecretaría de Juventud y Solidaridad capacitó conjuntamente con la Dirección Nacional de Juventud acerca del Fondo de Financiamiento, destinado a proyectos productivos, socio-comunitarios y oficios.

La capacitación se dividió en dos instancias; la primera, abarcó las regiones de Llanos Sur y Llanos Norte, realizándose en la localidad de Chepes con marcada concurrencia de grupos informales y formales de trabajo.

La segunda etapa se llevó a cabo en el auditorio Marta Mera, con participación de referentes juveniles de las regiones Este, Oeste, Norte y Centro provincial. Se consignó que podrán acceder al fondo jóvenes entre 15 y 29 años, grupos vecinales, informales, ONGs y asociaciones.

El plazo de presentación de proyectos finaliza el 17 del corriente, debido a que el comité evaluador compuesto por técnicos de la Dirección Nacional de Juventud, analizará pormenorizadamente cada proyecto presentado.

Para el desarrollo de los proyectos, la Nación dispondrá de un fondo de 500.000 pesos aplicables a la ejecución de sus emprendimientos, compromiso que asumiera la Directora Nacional de Juventud, Mariana Grass en su visita a la Provincia en el pasado mes de septiembre.

El fondo se distribuirá proporcionalmente en cada región de la Provincia, siendo los referentes de juventud de todos los departamentos quienes actuarán como asistentes en la formulación de proyectos.

Los interesados podrán dirigirse con los coordinadores de la Subsecretaría de Juventud, Daniela Ortiz y Hernán Ocampo, Edificio Federación 1º piso Telef. 03822- 453646/48 Interno 23.

El Estado debe garantizar que todos puedan expresarse

–Sin embargo la libertad de prensa es la bandera que levantan las empresas de la comunicación para oponerse a todo intento de regulación por parte del Estado, como si sólo se tratara de asuntos privados o de interés comercial.

–Es que la libertad de prensa sólo es un aspecto muy pequeño, parcial, respecto a derechos más amplios como la libertad de expresión y el derecho a la comunicación.
Si pensamos desde la perspectiva de la libertad de prensa, ¿cuál es la función del Estado? No actuar, porque cualquier cosa que haga el Estado en materia de comunicación sería coartar la libertad. Es el discurso empresario. Nosotros planteamos el derecho a la comunicación. ¿Quién es el sujeto de ese derecho? Todas las personas. El Estado debe garantizar que todos puedan expresarse, por eso hay que ponerle límites al poder económico. No límites en cuanto a las opiniones que puedan emitir, sino límites en cuanto a que no pueden acaparar todo. Hay que tener en cuenta que se está usando el espectro de frecuencias, es un recurso natural limitado y hay que distribuirlo con criterios democráticos, garantizando que todos tengan la posibilidad de expresarse. Si esas frecuencias son apropiadas por quienes tienen poder económico, las grandes mayorías quedan silenciadas. Entonces, libertad de prensa sí, libertad de prensa total, pero por encima de eso, libertad de expresión, derecho a la comunicación, derecho a la información. Que no sea la libertad del zorro en el gallinero, sino el derecho de todos a tener voz.

–¿Cuáles son los ejes de la propuesta que presentaron en abril a la Presidenta?

–La base es pensar la comunicación, la información, como un bien social. La radio y la televisión como el ejercicio de la libertad de expresión. Es absolutamente diferente de lo que pasa hoy, la comunicación es un bien comercial. A partir de esto, deben coexistir tres modelos de radiodifusión: el privado comercial que tenemos hoy, equilibrado con el social comunitario –radios y canales de TV gestionados por organizaciones libres del pueblo u organizaciones de la sociedad civil como se dice ahora–, y un tercer sector, los medios públicos no gubernamentales. Serían las tres patas de un sistema realmente plural.

Entrevista completa a Néstor Busso “La comunicación es un bien social” en:
http://www.cultura.gov.ar/sinca/sic/hemeroteca/nota/nota.php?id=738

Educar en medios debería ser una materia obligatoria en las escuelas

Le pregunto al revés: ¿qué tiene que hacer la escuela para aprovechar mejor los contenidos de los medios?

Creo que educación en medios debería ser una materia obligatoria en todas las escuelas. No se trata de que los chicos sean periodistas, o productores, sino de educarlos como consumidores. Entender a los medios es como leer o escribir, un aprendizaje fundamental para tomar decisiones, para pensar críticamente y no dejarse manipular. La mejor manera es mostrarles a los chicos cómo se hace, cómo se editan y seleccionan los contenidos, el trabajo y el esfuerzo que hay detrás, y quién tiene el poder.

//—–//

La escuela y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en Gran Bretaña (en el año 2005)

Cuenta Karen que en Gran Bretaña el 90 por ciento de las escuelas utiliza la TV en el aula, y que hay un proyecto del gobierno para conectar gratis a Internet a todas las escuelas. En enero, BBC lanzará su “plan de estudios digital”, un programa en la web que incluirá todas las unidades académicas para chicos de 5 a 14 años, y para acceder al cual no necesitarán una maestra al lado. En los próximos tres años, la cadena tiene pensado invertir 150 millones de libras esterlinas (263 millones de dólares) en contenidos educativos para Internet. La migración de los chicos de la TV a los nuevos medios empujó a la cadena a empezar a producir también contenidos para teléfonos celulares y para MP3.

Entrevista completa en:
http://www.cultura.gov.ar/sinca/sic/hemeroteca/nota/nota.php?id=148

Multicines: nuevos no-lugares (globalización)

Desde hace ocho años, cuando apareció el primer Village en el shopping de Mendoza, la exhibición cambió no sólo de manos, sino también de nacionalidades: “El multicine fue una actividad nueva, la multipantalla no existía, pero generó una reapertura de salas en todo el país”, cuenta Leonardo Racauchi, de la CAEM, conformada por los complejos Village, cuyos capitales provienen de Australia; Hoyts, mitad australianos y otra mitad de Estados Unidos, y Cinemark y Showcase, ambos de Estados Unidos.
En marzo de 1997, en pleno auge neoliberal (que incluía alfombras brillantes y pochocleras), llegó el Cinemark a Puerto Madero, Showcase de Haedo y el Hoyts de zona oeste, convirtiendo los cines en uno de los más poderosos no-lugares del planeta. Así como los aeropuertos, los shoppings o los locales de comida rápida, los cines perdían personalidad: era igual ir al cine en Haedo, en Abasto, Nueva York o París. Hasta se podían ver las mismas películas. En la época de oro del cine argentino, la Argentina llegó a tener cerca de 3000 salas en todo el país. En 1951 se estrenaron 59 films, un record que sólo podría equipararse este año, si se realizan todos los estrenos posibles (hay en las gateras cerca de 100). Curiosamente: más films argentinos se estrenan, menos lugar queda para el cine nacional.
Existen dos tendencias extrañas en el crecimiento, de caída y auge de las salas argentinas: mientras aumentaba la cantidad de salas en los últimos seis años, bajó la cantidad de espectadores promedio por sala.

Artículo completo en:
http://www.cultura.gov.ar/sinca/sic/hemeroteca/nota/nota.php?id=117

(“El cine argentino pierde pantallas. Un repaso por el mapa de la exhibición en el país habla de lo desprotegido que se encuentra el cine local en las multisalas. Los multicines se quedan con un 65 por ciento del público. Sus capitales provienen de Australia y los Estados Unidos”)
Página 12, Sección Espectaculos, 13 de Junio de 2004.

Informar, inspirar y educar: a favor de la TV Pública

–¿Cuál piensa que debe ser el rol de la TV pública en el siglo XXI?

–La atracción principal de la TV pública debe pasar por los contenidos de calidad. Contra eso, la “loca” TV privada no puede hacer nada. No porque no esté en condiciones, sino porque maneja otros tiempos y otras finalidades. La TV pública mantiene sus televidentes por la calidad de los programas. La TV pública tiene la misión social de informar, inspirar y educar. La TV comercial no da la oferta de oportunidades de conocimiento, información, apertura a otros escenarios y culturas y al cruce de lenguajes artísticos como lo hace la TV pública. En la televisión global actual, la TV pública es la única capaz de difundir, conservar y construir las identidades locales. ¿Qué sería de la diversidad cultural, si no, en manos de las cadenas comerciales, a las que sólo les interesa repetir una y otra vez esquemas y estereotipos de ciclos probados?

Entrevista completa a Lonna Thompson (vicepresidente de la Asociación de Estaciones de Televisión Pública (APTS) de Estados Unidos) en:
http://www.cultura.gov.ar/sinca/sic/hemeroteca/nota/nota.php?id=74

Nos quedamos sin cine (La Rioja-Argentina)

Cinema Riojano, ubicado en calle Pelagio B. Luna 970, cerró sus puertas. Desde hace unos días, se observó que empleados desmantelaban el lugar.

Según fuentes reservadas, el cierre del mismo se vio obligado por razones económicas, dado a la acumulación de deudas y también debido a la escasa asistencia de público.

Su actual responsable Martín Moretti, hijo del fallecido empresario cinematográfico Enrique Moretti, radicado en Buenos Aires, vendría a La Rioja para concluir con el traslado de equipamientos y la entrega del local.

Fuente: Nueva Rioja

Son para vender, no para comer

Otra explicación-anécdota me llegó hace tiempo desde Israel, en la época de la fiebre por las “punto com”

Llega Moisés al almacén de Jacob.
–¿Tienes arenques Jacob?
–Tengo ésos a $10 la lata, y aquellos otros de oferta a $1.
Las latas de oferta están oxidadas e hinchadas. En las pocas que tienen etiquetas legibles puede leerse “Envasado Enero de 1937”
–Llevo una de las de oferta, acá tienes el peso –dice Moisés y sale del negocio.
En cuanto sale se encuentra con Aarón.
–Hola, Aarón ¿Quieres comprar una lata de arenques? Nada más que dos pesos.
–¿Dos pesos? ¡Por supuesto!
La lata cambia de manos. Rato después aparece David.
–David, tengo un buen negocio para ti: Una lata de arenques a $4.
Y la lata cambia de manos otra vez, y luego otra vez, y otra, y otra… Una hora después Abraham la vende a Samuel en $ 128.
Samuel no vende los arenques sino que va a su casa, toma un abrelatas y comienza a abrir la lata. De inmediato un líquido maloliente lo salpica y se desparrama por todas partes.
Furioso, Samuel busca a Abraham; en cuanto lo encuentra comienza a gritarle:
–¡Eres un mal amigo, un estafador, un asesino…!
–Cálmate Samuel ¿Por qué dices eso?
–¡Porque me vendiste arenques en mal estado! ¡Podría haber muerto si los comía!.
–Estás equivocado Samuel, yo no soy estafador ni mal amigo ni nada de eso que estás diciendo sino que tú eres un tonto que no advierte que esos arenques son para vender, no para comer.

Agradezco a I. G. Naro por la información.

La belleza del pensar

En la siguiente dirección se pueden descargar algunas entrevistas realizadas en el excelente programa chileno “La Belleza del pensar”, conducido por Cristian Warnken:

http://alquimist.multiply.com/reviews/item/223

Para ver videos online del mismo programa:

http://www.youtube.com/watch?v=ozE9L-GXUxY

http://www.youtube.com/watch?v=7JkvpHVHems

http://www.youtube.com/watch?v=Qqsf04OW5jc

http://www.youtube.com/watch?v=r8uYfKbHDS4

http://www.youtube.com/watch?v=y-jWSV6j0vg

Después del abismo

Por Eduardo Sartelli

Eduardo Sartelli

25-09-2008 / Exclusivo: el historiador argentino que anticipó la crisis financiera de EE.UU explica cómo sigue. Hace cuatro años presagió el ocaso del capitalismo especulativo y la caída del imperio norteamericano. Ahora, en medio del derrumbe, advierte que lo peor aún no pasó, y que a todos, argentinos incluidos, nos espera una década de turbulencia económica global.


No pueden creerlo. Lo tienen ante sus ojos y todavía no pueden asumirlo. Esta es la crisis más grande y más anunciada de la historia y, ahora que está aquí, no parece que entiendan la magnitud de lo que está sucediendo. Las alarmas sonaron muchas veces. Hasta los más encumbrados gurúes lo sabían. ¿O acaso no fue el mismo Greenspan, ayer “el mago”, hoy “el gran culpable”, el que dijo que los mercados eran víctimas de una “exuberancia irracional”? Si lo sabían, ¿por qué no hicieron algo para evitarlo? Ya no lo hicieron, así que la pregunta tiene un cierto valor arqueológico, en estos tiempos en que todo corre con la velocidad del rayo. Valdría más preguntarse otra cosa: ¿qué dicen que van a hacer? Más urgente es esta otra: ¿qué es lo que realmente van a hacer, lógicamente, sin decirnos nada?

It’s a rule

Hace cuatro años publiqué un libro, La cajita infeliz, en el que adelanto la crisis actual y explico la forma en que funciona la sociedad en que vivimos. Porque esta sociedad, como todas, tiene un comportamiento regular, sometido a leyes. Dominada por propietarios privados de los bienes con los que se produce y reproduce la vida, los capitalistas, este sistema coloca en su centro al mercado. Estos individuos no tienen ninguna otra garantía a su existencia que vencer en el mercado. En la sociedad feudal el que nace noble muere noble, no puede ser expropiado ni embargado, sus derechos son de por vida. El burgués no tiene esa ventaja: el que va al mercado y vende con ganancia, sigue. El que no, se funde y pasa a integrar el mundo de los desposeídos. El mercado es un dictador democrático: otorga premios y castigos, pero no hace distingos con nadie.
“It’s a rule”, dice mi profesora de inglés ante ciertas expresiones que “se dicen así y punto”. Son leyes. En una sociedad de propietarios privados cuya suerte se define en el mercado, la única conducta adecuada es la competencia. Los capitalistas no compiten porque posean algún espíritu particularmente deportivo sino porque no les queda otra. Las principales armas de la competencia son dos: los salarios y la tecnología. De allí que en todo lugar donde se desarrolle una relación capitalista, existe una guerra sorda, permanente, por las remuneraciones y que los empresarios pongan la misma pasión en la innovación tecnológica. La función de las “máquinas” en el proceso productivo es reducir la magnitud de fuerza de trabajo necesaria. Con menos cantidad de trabajo necesario para producir una mercancía, el capitalista innovador tendrá siempre los mejores precios. El mercado premia al más eficiente y castiga a los ineficientes.

Paradójicamente, aquí mismo donde se produce la “felicidad” capitalista, se encuentra la explicación de sus miserias. El capitalista que innovó, ganó mercado vendiendo más barato. Para ello debió atacar el corazón de la ganancia, a saber, el trabajo que explota en forma asalariada. La ganancia no es más que trabajo apropiado por el capitalista. Cuantos más obreros, más trabajo, más plusvalía (“ganancia”). Pero, si incorporo tecnología, tengo menos obreros. Vendo más, pero a una tasa de ganancia menor. La masa de ganancia compensará la caída de la tasa: el mercado que logré quitarles a mis competidores. Pero si estos últimos, gente taimada que no soporta el éxito ajeno, hacen lo que la lógica individual indica, me imitarán, innovarán, expulsarán trabajadores y conseguirán precios bajos a costa de derrumbar su tasa de ganancia. Cuando los competidores igualen las condiciones del resto, la tasa de ganancia caerá para todos y se abrirá la crisis. Porque, no me lo va a creer, los capitalistas sólo producen para la ganancia.

Todo el sistema entrará en crisis, haciendo evidente la contradicción entre la lógica de la acción individual y la lógica de la acción global. El proceso no puede evitarse, porque la única forma de hacerlo, la planificación general de la vida social, implica la expropiación de la propiedad privada. El mercado es un asignador muy ineficiente de recursos, porque lo hace ex post: después que se fue al mercado, se sabe quién ganó y quién deberá tirar todo lo que hizo. Por eso el capitalismo acompaña su tremenda eficiencia con un enorme despilfarro, que se hace evidente en cada crisis. La ley que describe este movimiento, la más importante de la economía política, es la ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia. A largo plazo, la tasa de ganancia del conjunto del sistema tiende a caer por la propia acción de los capitalistas en su competencia permanente. Por eso, el sistema atraviesa largos períodos de crecimiento acelerado, seguidos de largos períodos de estancamiento. Así funciona el capital. It’s a rule.

¿Qué nos está pasando?

El sistema capitalista ha pasado por grandes etapas de expansión, crisis y estancamiento: 1848 a 1870, pum para arriba; 1870-1890, gran depresión; 1890-1914, volvió Tinelli; 1914-1945, no hace falta que le explique; 1945-1974, Lucy en el cielo con diamantes. Desde aquella fecha hasta hoy, la economía mundial no ha logrado recuperar una expansión sólida, todo lo contrario. Como truenos que van anunciando que se viene una buena, 1974, 1982, 1989, 2001, han sido fechas clave de una tormenta que se amontona y amenaza. Este proceso se puede seguir fácilmente a través de los vaivenes de la tasa de ganancia, cálculo complejo pero realizado con mucha pericia por más de un economista marxista (Anwar Shaikh, Fred Moseley, Gerard Dumenil). Lo que estamos presenciando es el estallido final de ese verdadero huracán que se nos viene encima. Quienes no tenemos compromisos y no nos asusta la verdad, lo hemos señalado ya desde mitad de los ’90.

¿Por qué ha tardado tanto en explotar? Porque el Estado capitalista ha intervenido repetidas veces, a fin de evitar el descalabro, en particular, el Estado yanqui, dueño de la moneda mundial y, por lo tanto, de la mayor fábrica de papel de la historia. ¿Qué hicieron? Patear la pelota para adelante. Estimular, bajo diversos mecanismos, el crecimiento de la deuda, de los particulares, de las empresas, del Estado. Una deuda es siempre una promesa de creación de riqueza futura. Si dicha riqueza no se crea, no habrá con qué devolver nada. No hace falta más que seguir el déficit del Estado norteamericano y las deudas de los particulares, para darse cuenta de que el crecimiento mundial se ha sostenido, en los últimos treinta años, en promesas de riqueza no creada. ¿En qué se gastó esa gigantesca emisión de papel, entonces?

Cuando la tasa de ganancia de las empresas productivas es muy baja, ningún capitalista invertirá en la producción. Como de todas maneras tiene que obtener ganancias, buscará otras formas. Buena parte del capital será dirigido hacia las finanzas y la especulación bursátil. En algún momento parece como si las finanzas se independizaran y adquirieran la mágica propiedad de crear riqueza. Pero la riqueza se crea en la producción. Las finanzas simplemente reciclan la plusvalía sobrante, no producen riqueza nueva. Sin embargo, en forma cada vez más acelerada, la economía comienza a “apalancarse”, es decir, el papel empieza a comportarse como soporte suficiente de nuevo papel. El inflado de burbujas se pone de moda y durante un corto momento, todos parecen estar en el mejor de los mundos. Los gastos militares reaganianos crearon la primera burbuja, en los ’80. Se reventó un “jueves negro”, en 1989. La burbuja de Internet caracterizó a los ’90. Greenspan, siguiendo sus intereses de clase, la dejó hincharse. Cuando reventó, en 2001, el gobierno norteamericano se apresuró a inflar otra: la burbuja inmobiliaria. ¿Cómo responde este aprendiz de Harry Potter que difícilmente se gradúe algún día, Ben Bernanke? La deuda privada será “cavallizada”: la mayor socialización de miseria jamás vista.

Magia, fantasía, gordura e hinchazón

Es un dogma, en el sentido más religioso de la palabra, que el mercado encontrará solo el mejor camino de salida. De hecho, gente de tradición “austríaca”, es decir, ultraliberal, como Vito Tanzi, ha salido a criticar el rescate norteamericano y europeo, precisamente con la idea de que esto es “normal” y que dejando actuar al mercado todo se solucionará. “A largo plazo, todos estaremos muertos”, le contestó Keynes a esta gente hace setenta años. Y tenía razón. Lo que derrumbó al liberalismo fue el hecho evidente de que el mercado no se autoequilibraba y que la desocupación de masas continuaba su avance bastante tiempo después de 1930. Keynes, político más que economista, estaba preocupado por las consecuencias de la desocupación, dicho de otra manera, por la Revolución Rusa. Había que hacer algo rápido porque lo que caracteriza a una crisis es el derrumbe completo de todas las instituciones capitalistas: los bancos, el mercado, la moneda. Recuerde el lector el 2002 argentino y multiplíquelo por una escala mundial y tendrá una idea de lo que estamos hablando. Si las manos mágicas del mercado pueden corregir algo, no se nota, entre otras cosas porque el propio mercado sufre de arteriosclerosis múltiple.

Hasta ahora, ni el gobierno norteamericano, ni el japonés, ni el europeo han hecho algo distinto de crear moneda para llenar el mercado cada vez que se evapora el “crédito”. Dicho de otra manera, no han hecho otra cosa que darle a la “maquinita” para rescatar empresas fundidas. Muchos keynesianos están contentos con la crisis, pensando que la intervención rápida y a gran escala del Estado yanqui no sólo viene a darles la razón contra el neoliberalismo, sino que va a evitar la recesión. Sin embargo, la creencia keynesiana en las virtudes de la intervención estatal se asienta en un gigantesco error, además de en una reconstrucción de la historia que falsea la realidad.

Una de las más graciosas de las Aventuras del Barón de Münchausen es aquella en que cae en un pantano con caballo y todo. No tiene de dónde agarrarse, se hunde irremisiblemente. En un rapto de imaginación desesperada, se toma la coleta con su mano derecha y se da un tirón tan potente que alcanza para sacarlo de situación tan incómoda. Esa es la solución keynesiana. El Estado capitalista no es un ente autónomo, sus recursos brotan de la economía sobre la que se asienta. Si esa economía está en auge, el Estado recauda enorme cantidad de recursos. Pero si esa economía está entrando en una depresión, ¿cómo puede el Estado sacarla de allí, justo cuando él mismo comienza a tener graves apremios fiscales? El resultado de esta intervención no va a tener otra consecuencia que la que ya tiene: estancamiento con inflación o estanflación. Por otra parte, la fama keynesiana se asienta en la peregrina idea de que sus políticas sacaron al mundo de la crisis del ’30. El hecho histórico real es que el mundo sólo volvió a un crecimiento sostenido luego de la Segunda Guerra Mundial.

Otra fantasía es la ilusión en que China e India van a salvar al mundo. Pero ambos, como todo el sudeste asiático e incluso Japón, viven de venderle a EE.UU. En realidad, se han estado vendiendo a sí mismos: para que el dólar no cayera, estos países han estado comprando deuda norteamericana y son los mayores tenedores de divisas verdes. Dicho de otra manera: han sostenido sus exportaciones a EE.UU. con crédito. La recesión norteamericano-europeo-japonesa va a arrastrar a China e India. La Argentina, que vive de China, va a ser la primera golpeada, porque una recesión en estos países va a reducir la demanda de commodities. En el sumo, como en todo, no hay que confundir gordura con hinchazón.

Lo que vendrá

¿Cómo salió el mundo capitalista de la crisis del ’30? Como hizo siempre: menos obreros, más explotados; materias primas baratas; pocas empresas, más poderosas. Por estos mecanismos se relanza la tasa de ganancia y el sistema vuelve a crecer. No es para tranquilizarse. Porque aumentar la tasa de explotación lleva a una verdadera guerra de clases. ¿O conoce usted algún obrero que acepte alegremente desocupación, extensión e intensificación de la jornada laboral y salarios de hambre para rescatar las empresas de sus patrones? ¿Lo aceptaría usted? Materias primas baratas, petróleo por poner un ejemplo: ¿tengo que explicarle qué está haciendo EE.UU. en Afganistán e Irak y lo que pretende hacer con Irán y Venezuela? Menos empresas más poderosas: ¿los empresarios destinados a la expropiación, la aceptarán así nomás? No creo. Tal vez haya que sacudirlos un poco. Bombardearlos, por ejemplo.

La gigantesca crisis que comenzó en 1914 por lo menos llevó al capitalismo a presentarse en estado puro: la competencia es una guerra, lo sabe cualquiera que mira Fútbol de Primera. La competencia en estado puro es la guerra misma. De esa manera se desalojó el mercado: entre 1914 y 1945 se destruyó el corazón del capitalismo mundial: Inglaterra, Francia, Alemania, Japón, Italia. ¿Cómo se obligó a los obreros alemanes, japoneses, españoles, húngaros e italianos a aceptar lo inaceptable? Nazismo, fascismo. En otros países, bastó con la amenaza (Uriburu, por ejemplo) o con métodos sólo un poco más sutiles (EE.UU.). Más de cien millones de muertos le costó al mundo salir de esa crisis. Imagine lo que se viene.

¿Pero no vivimos ya Videla, Pinochet, Thatcher, Reagan, varias guerras, destrucción masiva de capitales en todos lados, caída de salarios, alargamiento de la jornada de trabajo, tequilas, arroces, sambas, tangos y hasta rock and roll? Sí. Ya le dije que los síntomas de la crisis estaban a la vista de todos los que quisieran verlos. Yo (y otros, no soy el único ni el primero) vengo diciéndolo desde 1997 por lo menos. Pero no alcanza. Por eso estamos aquí de nuevo.

Ojalá me equivoque. Ojalá sea yo un zurdito catastrofista que busca fama asustando gente. Pero los datos están allí, yo no los inventé. Y si el mundo se comporta como creo que lo hace, lo que viene es una recesión mundial profunda, una depresión de una década, por lo menos. La secuencia será la siguiente: la crisis financiera va a transformarse en crisis fiscal, la crisis fiscal llevará a descomunales ajustes de personal estatal en todo el mundo y a confiscaciones impositivas que profundizarán la crisis en la economía real. El resultado: quiebras de empresas productivas, desocupación de masas, brutales ataques contra la población trabajadora, una feroz ofensiva de los capitales más poderosos contra los más débiles, es decir, guerras a gran escala. ¿Pero eso no está pasando ya? Sí, ya se lo dije. ¿Hay otra solución? No, dentro de este sistema social, al menos.

La crisis es una oportunidad extremadamente pedagógica. Esta gente ha manejado el planeta durante los últimos trescientos años. Es lo que hay, no tienen más ideas (ni intereses) que estos. No hacen otra cosa porque no saben, porque no pueden y porque no quieren. Debemos actuar ahora, nosotros, antes de que ellos diseñen una salida a su medida, es decir, a nuestra costa. Más allá del abismo al cual este sistema nos arrastra hay otro mundo. Hay que atreverse a pensar distinto.

El compromiso es un regalo que viene dado por la voluntad de la persona

En el libro hablás del desarrollo de la conciencia y de las habilidades básicas para honrar justamente la naturaleza consciente y de ser humano de todos los miembros de la organización. ¿Qué opinás del léxico tan en boga en el área de Recursos Humanos en el que se bautiza a las personas como “activos” o “recursos” y hasta se diseñan técnicas para “retenerlos”?

El empleado es un activo valioso, mientras quiera serlo. Si pensás el sistema integral de energía de la persona, un 20% es cumplimiento y el 80% compromiso. El compromiso es lo que te da el valor del activo: obligar a la gente a que siga instrucciones te da el 20% y eso si los podés asustar lo suficiente para que lo hagan.

Pero aun con todo el poder del mundo no podés lograr compromiso: es un regalo que viene dado por la voluntad de la persona. Para explotar mejor ese activo tenés que lograr el compromiso interno: la energía de la persona es un regalo. No hay sueldo ni amenaza que lo obligue a hacerlo. No está mal que sean recursos, pero hay que ponerle énfasis a la parte de humano.

Fragmento de entrevista a Fredy Kofman Los problemas dan más pérdidas a las compañías que los paros cardíacos”, publicada en forma completa en:

http://www.cronista.com/notas/149138-los-problemas-emocionales-dan-mas-perdidas-las-companias-que-los-paros-cardiacos

Una reflexión sobre el Minibasket

UNA REFLEXION SOBRE EL MINIBASQUET

Por Carlos Pampanini

Desde hace más de diez años que trabajo para el Comité Sudamericano de Minibásquetbol y el Comité Argentino de Minibásquetbol de la Confederación Argentiona de Básquetbol como instructor. He dictado cursos de capacitación en casi toda América y en casi todo mi país.-

En todos estos años, al hablar del Minibásquetbol siempre aparece la misma pregunta:

¿Deberían los niños hacer un Minibásquetbol competitivo?

Y esta pregunta me la han hecho estudiantes, entrenadores, dirigente y padres. No importa el lugar dónde estoy, la pregunta vuelve y vuelve.-

Mi respuesta ha ido variando a través de los años. Cuando comencé como monitor de Minibásquetbol a los dieciséis años, la respuesta era “si, debe ser competitivo” (¡la inexperiencia de la juventud!).-

Unos años después, a medida que me fui capacitando a través del estudio y la experiencia mi opinión fue cambiando. Luego de pensar bastante en el tema y de responder a esta pregunta cientos de veces, me queda una reflexión:

¿Qué nos pasa a los adultos?

¿Es que acaso nos resulta tan difícil comprender que el niño necesita crecer sano física y mentalmente? ¿Que no necesita que le traslademos nuestras frustraciones, nuestra necesidad de acrecentar nuestra propia autoestima, nuestra “imperiosa obligación” de escalar posiciones sociales de cualquier tipo a costa de cualquier cosa?

El niño, querido amigo, necesita crecer sano y feliz.-

En este mundo tan difícil, dónde las carencias económicas, sociales y afectivas están a la orden del día, la niñez, ese preciado tesoro, ese hombre del futuro, se está formando.-

Depende de nosotros, los adultos, padres dirigentes y maestros, saber ayudarlo a crecer.

Sus necesidades, a veces, no son compatibles con nuestro “marketing”.-

El niño necesita del juego tanto como del estudio y del afecto. No necesita la frustración de una derrota que los adultos no sabemos cómo sobrellevar, pero tampoco necesita de un triunfo sobredimensionado.-

El niño necesita jugar, simplemente jugar, y a través de ese juego aprender. Aprender el lenguaje de su cuerpo, aprender a ser compañero, a compartir, a ganar y a perder…

Dentro de estos cánones la competencia no es mala, de hecho, el niño desde que sale del vientre de la madre está compitiendo. Competir adecuando las circunstancias a las necesidades y posibilidades del niño no es malo.-

Todo este proceso el niño debería asumirlo con naturalidad, como algo más dentro de su vida, algo lindo, algo útil, algo que forma parte del juego.-

A edades tempranas el niño no está preparado emocionalmente para recibir las presiones de los adultos. Su autoestima va de la mano de la opinión que sobre él vertimos los adultos, su entorno, los personajes que influimos sobre él. El ganar o perder forma parte de su vida, pero no debe determinarla a tal grado que lo condicione.-

Han pasado los años y he cambiado la pregunta:

¿Deberíamos los adultos hacer Minibasquet competitivo?

La respuesta es “no”, porque somos los adultos los que no sabemos, en muchos casos, poner los límites necesarios a esa competencia, tornándola estresante, desgarradora, imbécil.-

¡¡Dejemos a los niños crecer!!

NUESTRA FILOSOFIA DEL MINIBASQUETBOL

Cuando hablamos de minibasquetbol, no hablamos exactamente de basquetbol, sino que estamos haciendo alusión a un juego que ha sido creado para que los niños no importando su talento o capacidad se diviertan aprendiendo los fundamentos básicos del deporte. La intensión es que sea masivo y no selectivo, (como creemos es en este momento) ya que de esta manera solo jugarían los de mayor aptitud. Los adultos (entrenadores, dirigentes y padres) tendríamos que poner nuestro mayor esfuerzo en tratar de que la mayor cantidad de chicos practiquen este juego, fomentándolo en plazas, escuelas, clubes, etc. Tenemos que comprender que en el mini el ganar no es el objetivo principal, sino que ganar es una consecuencia del progreso individual y colectivo que se da a partir del aprendizaje de hábitos deportivos y sociales durante un periodo determinado de tiempo.

Consideramos que el minibasquet es un medio para desarrollar no solo habilidades deportivas, sino también valores que permitan la formación y educación de los niños a través del deporte.

Los entrenadores debemos trabajar con visión de futuro, educarlos basquetbolisticamente, teniendo bien presente que la finalidad no es formar campeones, sino de progresar de forma individual y de conjunto en función de las propias posibilidades de cada uno, adquiriendo buenos hábitos de conducta que se mantendrán durante toda la vida.

El mini basquet es el comienzo de un proceso de aprendizaje, es el jardín de infantes deportivo, por lo tanto debemos enseñar a crear, compartir, divertirse y jugar.

Crear, dando libertades a los niños para que solos encuentren los caminos que ellos crean más convenientes. Compartir todos los elementos que se utilizan pero por sobre todas las cosas el más importante, la pelota. Divertirse y jugar. Ese es el método para lograr lo más importante que queremos, que los niños se comprometan con la actividad, que amen lo que hacen de esa forma vamos a asegurarnos que lleguen hasta el final de la recta, divirtiéndose y jugando seguramente lo lograremos.

Como Explicarte

Cómo explicarte lo que es el amor, si nunca te pusiste la camiseta de tu club.
Cómo explicarte lo que es el dolor, si jamás la mala suerte te revolcó en una bandeja.
Cómo explicarte lo que es el placer, si nunca ganaste un clásico.
Cómo explicarte lo que es llorar, si jamás perdiste un partido en el último segundo con un fallo dudoso…

Cómo explicarte lo que es el cariño, si nunca acariciaste la naranja con la yema de los dedos para dejar suavemente una bandeja.
Cómo explicarte lo que es la solidaridad, si jamás ayudaste en una defensa  personal.
Cómo explicarte lo que es la poesía, si nunca tiraste una falta ni te mandaste haciendo firuletes entre lo rivales desorientados.
Cómo explicarte lo que es la amistad si nunca hiciste una asistencia.
Cómo explicarte lo que es el gozo si jamás diste una vuelta olímpica.
Cómo explicarte lo que es el pánico, si nunca te empataron un partido que ganabas por 20.
Cómo explicarte lo que es morir un poco, si jamás perdiste una final.
Cómo explicarte lo que es “tirar juntos”, si nunca jugaste en equipo.
Cómo explicarte lo que es la soledad, si jamás te paraste en la línea de libres, sin tiempo en el reloj y uno abajo en el tablero.
Cómo explicarte lo que es el esfuerzo, si nunca te mataste en un entrenamiento.
Cómo explicarte lo que es el egoísmo, si jamás la tiraste cuando tenías que dársela al que estaba mejor ubicado.
Cómo explicarte lo que es el arte, si nunca inventaste una asistencia lujosa.
Cómo explicarte lo que es música, si jamás cantaste alentando a tus compañeros.
Cómo explicarte lo que es la injusticia, si nunca te afanó el partido un referí bombero.
Cómo explicarte lo que es el insomnio, si nunca fuiste al descenso.
Cómo explicarte lo que es el odio, si nunca perdiste la pelota que perdió el partido.

CÓMO EXPLICARTE LO QUE ES MI VIDA AMIGO, SI NUNCA JAMAS, JUGASTE AL BASQUET!!!