Layla (Eric Clapton) – cómo se hizo la canción

La inspiración para el tema Layla le vino a Eric Clapton de una historia de amor de Medio Oriente, llamada Layla y Majnun.
Supuestamente, está basada en una historia real amibientada en el siglo VII, acerca de un pastor árabe que se enamora perdidamente de una chica y termina enloqueciendo cuando su padre se opone a que se case con ella. De allí proviene el nombre del pobre enamorado, ya que Majnun Layla se traduce literlamente como “loco por Layla.”
Es fácil de entender porqué la historia fascinó tanto a Clapton, pues por aquel entonces el ex-guitarrista de Cream estaba absolutamente loco de amor por Pattie Boyd, la esposa de su amigo el beatle George Harrison, pasión que en ese momento aún no era correspondida.
Layla se transformó en el tema principal y título del álbum que grabaría en 1970 con Derek an The Dominos. después de la fama y la fiebre mediática que había rodeado sus grupos anteriores, Cream y Blind Faith, se había ido de gira (casi como terapia de recuperación) con la banda del dúo estadounidense Delanye & Bonnie. Más tarde convocó a todos esos músicos a participar en su primer álbum como solista, y de ese núcleo surgieron los miembros de Derek & The Dominos: Bobby Whitlock en teclados, Carl Radle en bajo y Jim Gordon en batería. Deseoso de grabar en las mejores condiciones posibles, reservó los estudios Criteria, de Miami, y contrató al experimentado ingeniero y productor Tom Dowd para que se hiciera cargo de las sesiones.
Quiso la fortuna que el guitarrista de los Allman Brothers, Duane Allman, estuviera por los estudios, quien pronto desarrolló una excelente química con Clapton y se transformó en un invitado de lujo en la grabación, compartiendo varios contrapuntos electrizantes.
La pasión que encendió Pattie en Clapton fue el disparador de los mejores temas; canciones como Why does love have to be so sad, I am yours, Bell botttom blues, el gran cover del tema de Billy Myles, Have you ever loved a woman y (por supuesto) el clásico que se convertitría en título del álbum y en número obligado en todos los recitales de Clapton en años venideros.
Lo curioso es que semejante hito en la carrera de Eric no fue grabado todo de golpe. La primer parte, la que contiene el riff característico de guitarra y la desesperada parte vocal de Clapton fue (durante varios días) todo lo que existió del tema; Dowd incluso llegó a efectuar una primera mezcla de lo ya grabado. Para sorpresa del veterano productor, después de un recital en Miami, los Dominos regresaron al estudio para registrar la segunda sección de Layla. Esta parte, instrumental, nació de un pasaje de piano que se le ocurrió (paradójicamente) al baterista Jim Gordon. Dowd debió transpirar y hacer uso de todas sus habilidades para que coincidieran las dos partes del tema, pero el resultado fue sorprendente: Derek & The Dominos habían grabado un clásico atemporal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s